OPINIÓN

OPINIÓN EDITORIAL

 
 
GUTIÉRREZ CABALLERO
OPINIÓN
GUTIÉRREZ CABALLERO

OPINIÓN

Legitimación y Eficiencia Municipal

Una propuesta de especialización obligatoria de servidores públicos
25.07.2016 12.00 AM

Lo que no beneficia al enjambre, tampoco beneficia a la abeja
Marco Aurelio

La participación hace algunos años en los foros de Asia Pacífico nos permitía compartir visiones y experiencias con nuestros pares de los sectores empresarial y funcionarios de gobierno de esta región. Este intercambio de experiencias era particularmente fértil para una revaloración sobre nuestra ubicación en los ámbitos políticos, económicos y sociales; estos espacios promovían un ejercicio analítico para todos los participantes sobre nuestras posiciones, carencias y potencialidades en diversos sectores económicos al estar continuamente analizando mejores prácticas, “benchmarking”, políticas públicas etc. de las economías de dicha región.

Particularmente interesante resultaba el análisis de las políticas públicas implementadas en algunos de éstos países a las que se les atribuían importantes avances sociales y de desarrollo económico, políticas todas que se sustentaban en su implementación por una capacidad política derivada del liderazgo y legitimación social.

Así veíamos como países o economías con fuertes liderazgos políticos avanzaban en su desarrollo a una velocidad extraordinaria, lo cual se traducía en la generación de una mayor riqueza y, dependiendo de las características particulares de cada economía, se traducía en mayor o menor medida en una eficiente o ineficiente distribución de la misma riqueza en la sociedad.

En una ocasión uno de los líderes empresariales más reconocidos de aquélla región nos manifestaba su falta de capacidad para entender las democracias occidentales, particularmente por la velocidad en el cambio de los administradores públicos, por la rapidez en la sustitución de éstos en occidente a los pocos años de haber ingresado a las responsabilidades de la gestión pública : “nosotros (en Asia) les damos mucho más tiempo; ustedes apenas les dan tiempo de aprender a gobernar y luego los reemplazan, eso es ineficiente”, sentenciaba.

No pretendo argumentar con la anterior expresión que debemos otorgar o promover un mayor plazo a cualesquier líder político o administrador sino intento subrayar la percepción de que la gestión pública aquí y en China es extraordinariamente compleja, que conocer y dominar su gestión implica mucho tiempo, muchos años de práctica y esfuerzo intelectual y que para observar los resultados de las políticas púbicas se requieren plazos amplios de tiempo; si hiciéramos un símil con la actividad económica diríamos que las políticas públicas son más como la industria que como el comercio, en la industria se requieren al menos varios años para ver resultados mientras que el comercio se regenera o se reinventa en meses.

Ahora bien, como fenómeno esencial a considerar en las gestión pública encontramos la extraordinaria avalancha de información a la que se encuentra sujeta las sociedades, información que en muchas ocasiones ahoga y desorienta, que genera nuevas y cambiantes demandas y expectativas al y para el administrador público aquí y en China; obliga a éste a responder y resolver situaciones coyunturales y no necesariamente de largo plazo.

Partiendo de una realidad en la que hay una mayor y cambiante demanda ciudadana, que las economías como la de México son cada día más interdependientes, que existen en México las instituciones suficientemente desarrolladas para definir y planear los retos sociales, que la planeación en México se ve afectada por una extraordinariamente deficiente implementación a nivel municipal, es urgente centrar el debate de eficiencia pública en la fortaleza institucional del Municipio.

Considerando que en gran parte de los Municipios de nuestro país, mal atienden los retos diarios al carecer de los recursos materiales y humanos para enfrentarlos entonces resulta natural que no se cumplan con las expectativas sociales, germinando así en la sociedad el proceso de desconfianza sobre la autoridad municipal, arrancando un proceso de deslegitimación representativa que a nadie favorece; es de sobra conocido que sin liderazgo legitimado no se puede guiar, no se puede implementar, no se puede gobernar, a lo sumo, se puede formalmente pretender gobernar sin convencimiento.

Entonces, ¿qué debemos hacer como sociedad para revertir este proceso de desconfianza deslegitimador de la primer autoridad política para el ciudadano?

Los Institutos Políticos o Partidos Políticos reciben amplios recursos del Estado, poseen así una obligación directa con aquél que pretenden cogobernar; el Estado por consecuencia se encuentra acreditado para regular y calificar la incorporación de los miembros o individuos de dichos Institutos o Partidos Políticos a la administración pública, el Estado debe obligar a que los Institutos Políticos sean corresponsables en la incorporación de su talento en las responsabilidades de la gestión de los recursos estatales.

Considerando que aún padecemos fuertes rezagos en la capacidad de gestión municipal, que muchos de los efectos y resultados de las políticas públicas que se adoptan en esas jurisdicciones no se aprecian inmediatamente, que aún y cuando la experiencia en algún ámbito de la función municipal no implica un conocimiento pleno de los retos a que se enfrenta el líder municipal, que es necesario disminuir las curvas de aprendizaje ya que cada mes que transcurre entendiendo la problemática municipal implica costos de oportunidad extraordinarios para la sociedad, entonces surge la necesidad de obligar un mínimo de preparación formal para todo miembro de cualquier Instituto Político que pretenda ser propuesto para un puesto de elección popular. Esta iniciativa implica que los integrantes y/o miembros de los Institutos Políticos alcancen un desarrollo mínimo en sus competencias y habilidades a través de la acreditación de cursos y programas de gestión pública que imparta virtualmente (nternet) nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México y el Estado deberán establecer como parámetro inicial la posibilidad de acceso universal a dichos programas, buscando la implantación de conocimientos éticos y técnicos que le permita al futuro líder político implementar y sustentar sus decisiones administrativas en forma inmediata con visión de largo plazo.

Como una propuesta inicial de retos que podría enfocarse a estudiar cualesquier especialización obligatoria para servidores públicos municipales impartida por nuestra máxima casa de estudios propondríamos los siguientes:

Considerando que vivimos en la era de la información, que solo en los años del 2011 al 2013 se generó más información que en cualesquier otro momento en la historia de la humanidad, ¿Qué tipo de habilidades debe tener el administrador público para aprovechar esos datos?
¿Cómo transformar la forma de gobernar para aplicar el autoservicio en el uso de información?
¿Cómo aprovechar la inteligencia en los medios sociales como ventaja social para dar respuesta a las demandas ciudadanas?
¿Qué tipo de herramientas de análisis habremos de impulsar en el servidor público?
¿Qué procesos deben modificarse, cómo deben modificarse la mentalidad y habilidades de los empleados públicos y la cultura organizacional para mantener los servicios al ciudadano en los primeros lugares de la agenda?
¿Cómo identificar las mayores oportunidades de satisfacción ciudadana a través de la innovación?
¿Cómo se debe desarrollar un tablero de indicadores de eficiencia claves municipales que indiquen donde están los problemas?
¿Cómo mantener permanentemente informados a los líderes políticos municipales sobre los fenómenos que están afectando a la productividad y competitividad?
¿Cómo preparar a los funcionarios públicos y a la ciudadanía para la virtualización?
¿Qué impacto tendrá la integración y uso de los datos masivos” en el Gobierno y en el Internet de las cosas?
Observando que la red más poderosa y compleja está siendo construida donde los artículos de uso diario se comunicarán entre sí, ¿cómo utilizar esta tendencia en Gobierno?
¿Cuáles son las áreas de gobierno que podrán aprovechar esto más rápido?
¿Qué política impulsará el gobierno cuando medidores inteligentes, vehículos eléctricos etc., se utilicen ampliamente y demanden ciertos sectores la aplicación de una política “eficiente”?
¿Cuál será la política educativa para preparar a la sociedad ante el uso inminente de información que tendrán que aplicar?
¿Cómo generar la confianza los servidores municipales para obtener una mayor colaboración con los sectores sociales y privados?
¿Cómo desarrollar un balance score card para de los ciudadanos con indicadores claves de la ciudad?
¿Debe existir en los municipios mexicanos una unidad que analice la información sobre la conducta del ciudadano y así medir la interacción la eficacia y eficiencia del gobierno con la ciudadanía para el desarrollo de políticas?
¿Cómo establecer la creación de un centro de escenarios futuros donde participen funcionarios clave del gobierno municipal para adelantarse ante problemas?
¿Qué tan grande debe ser el Municipio?
¿Qué tan intrusivo debe ser el Municipio con la ciudadanía?
¿Qué tan amplia debe ser las leyes y reglamentos que protejan al público en la nueva relación con la Ciudad?
¿Cómo debe el gobierno municipal identificar los problemas más importantes?,
¿Cómo debe el municipio reorganizarse para encontrar la solución y abandonar las herramientas y procesos que no funcionan?
¿Qué tipo de innovación gubernamental será necesaria ante la presión crecientes de reformas?
¿Cómo implementar la innovación abierta en el Gobierno Municipal?
¿Cómo proveer de datos / información al público o a entes calificados protegiendo el derecho de privacidad?
¿Cómo proveer la información para que pueda ser entendida y utilizada por aplicaciones y computadoras?
¿Cómo educar a emprendedores municipales que los datos e información están disponibles?
¿Cómo proveer foros municipales para el desarrollo de productos y servicios de Gobierno Municipal que provean valores concretos con un modelo de negocios viable?
¿Y que inspiren a proveedores y emprendedores y le otorgue al municipio más capacidad para liberar más datos?
¿Cómo crear pequeños grupos interdisciplinarios para responder a retos administrativos de prueba y error?
¿Cómo mejorar la “productividad social” es decir la habilidad del ciudadano de desarrollar servicios innovadores con el Gobierno?
¿Cómo vender el argumento de que no se podrán solucionar las demandas de la sociedad a menos que la sociedad cambie de una dependencia a una coproducción de resultados?
¿Cómo involucrar a la gente para que se sienta más responsable en el diseño de los servicios que recibe?
¿Es necesario determinar si hay “instituciones extractivas” es decir instituciones del Estado que no permiten que florezca el emprendimiento y si las hay como transformarlas en instituciones “incluyentes”?
¿Cómo lograr desarrollar y mantener la actitud de los ciudadanos de que tienen el derecho para exigir el cambio?
¿Cómo utilizar la tecnología para lograr el cambio de actitud y por ende del comportamiento?
¿Cómo liderará la sustentabilidad el Gobierno?
¿Qué naturaleza tendrán las relaciones o alianzas que deberá construir con organizaciones públicas y privadas para solucionar los problemas sociales y ambientales?
¿Cómo establecer incentivos y argumentos “esenciales” y claros para colaborar y no salirse de la alianza?
¿Cómo hacer que la alianza cobre sentido para todas las partes independientemente sus motivaciones sean económicas, medioambientales o sociales?
¿Cómo identificar a las “hadas madrinas” que tengan pasión, que sean creíbles y que tengan valor para arrancar las alianzas?
¿Cómo establecer una prelación de objetivos aspiracionales en el que todos concuerden ?

*El proponente es Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Nuevo León y Maestro por las Universidades de Notre Dame, de Nueva York y Panamericana.

 

“¿Qué debemos hacer como sociedad para revertir este proceso de desconfianza deslegitimador de la primer autoridad política para el ciudadano?”



  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
OPINIÓN
  • OPINIÓN HUMBERTO AGUILAR -
    ¿Es necesaria la negociación política en los tiempos modernos?

    Debemos plantearnos la pregunta de cómo hacer valer la estructura del diálogo

    LEER MÁS / 21.07.2017 12.00 AM
  • RAÚL ARRIAGA
    OPINIÓN RAÚL ARRIAGA -
    Al rescate de la vida silvestre

    Iniciativas muestran el desconocimiento de la función de zoológicos y acuarios

    LEER MÁS / 31.08.2016 12.00 AM