OPINIÓN

OPINIÓN EDITORIAL

 
 
KARL MCDERMOTT
OPINIÓN
KARL MCDERMOTT

OPINIÓN

Cuatro bases para el PND

Requiere una extraordinaria ejecución para no ser sólo buenas intenciones
28.05.2013 12.00 AM

Se publicó el lunes de la semana anterior con muchas fanfarrias el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018. Mientras los desafíos de México son muy particulares, los problemas de ejecución en la gestión de políticas públicas son generales y el tema ha sido tratado por académicos como Kaplan y Norton, y exponentes prácticos como Barber y Niven. En pocas palabras, no solamente requerimos un buen plan, sino también una extraordinaria ejecución con base en la alineación del Metas, Mejores Servicios Públicos, Talento Humano y un Presupuesto Adecuado.

¿COMO LOGRAR LA TRANSFORMACION ESPERADA?

Con base de la experiencia internacional, proponemos 4 actividades clave para ejecutar exitosamente el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018:

-Definir la Agenda Estratégica del Presidente (Prioridades)
-Constituir la Unidad de Transformación y Desempeño UTyD
-Implementar el Tablero de Objetivos e Indicadores Nacionales (PND)
-Garantizar que los Programas Prioritarios generen los Impactos para los Beneficiarios - Matriz Marco Lógico (MIR) y “Value for Money” (VfM) para la Sociedad.

Vamos a analizar las 4 actividades en turno:

1. LA AGENDA ESTRATÉGICA

En nuestro sistema el Presidente ejerce una doble función porque le corresponden facultades de ostentar la representación formal del país y es también parte activa del poder ejecutivo, como Jefe de Gobierno. Requiere delegar el funcionamiento del gobierno en el día a día y las funciones cívicas y sociales, para invertir su capital político en la transformación de México y en las prioridades estratégicas. Utilizando los conceptos de la administración en una página, tiene que lograr los resultados en las cinco metas y las prioridades estratégicas de la Agenda Estratégica.


2. LA UNIDAD DE TRANSFORMACIÓN Y DESEMPEÑO

Hay varios casos de éxito sobre el rol de la Unidad de Entrega o Transformación. Durando el mandato de Tony Blair, ex Primer Ministro de la Gran Bretaña, se estableció la Unidad de Entrega en 2001 para supervisar los programas prioritarios y fortalecer la capacidad para realizar sus metas en la educación, la salud, la delincuencia y el transporte. La dependencia también fue corresponsable de supervisar el desempeño en todos los indicadores de los contratos de servicios públicos. Incluso, se involucró en temas descentralizados del gobierno federal como son la Educación y la Salud. El modelo ha sido aplicado con éxito en países como Estados Unidos y Malasia.

3. METAS E INDICADORES NACIONALES

Añejas listas de espera y escasez de medicinas hacían del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS) un paciente terminal. Con metas claras y un fondeo adecuado, el NHS empezó a lograr sus objetivos nacionales, entre ellos, que 100% de los pacientes reciba tratamiento en un hospital en menos de 26 semanas. Esto sobre una base de 150 PCTs y 2.61 millones de citas pendientes.

Otro caso polémico en México es la Reforma Educativa. Desde la década de 1990, las pruebas comparativas como el progreso en la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA), de Lectura (PIRLS), y Matemáticas y Ciencias (TIMSS) han desafiado fundamentalmente la idea de que los servicios como la educación deben ser valorados con la premisa de que una mayor inversión debe implicar mejorías siempre, más aún cuando provienen del gasto público. El cambio de enfoque de los insumos hacia las habilidades cognitivas y beneficios sociales (outcomes) ha tenido un impacto significativo, no solamente en la Educación, sino también en el Crecimiento Económico.

 

Un modelo ejemplar es el de Escocia, que muestra con total transparencia los objetivos, indicadores y su avance:  http://www.scotland.gov.uk/Resource/Doc/933/0124202.pdf

4. VALUE FOR MONEY O RELACIÓN CALIDAD - PRECIO

"Value for money" (VFM) o Calidad-Precio es un término usado para evaluar si el gobierno ha obtenido el máximo beneficio de los bienes y servicios que adquiere y proporciona con los recursos de los que dispone. No sólo mide el costo de bienes y servicios, sino que también toma en cuenta la combinación de calidad, precio, uso de recursos, su carácter apropiado, la oportunidad y la conveniencia de juzgar si, en conjunto, constituyen una buena relación. Lograr VFM también se describe a menudo en términos de las "Tres E": Economía, eficiencia y eficacia.

En la relación Calidad-Precio, la OCDE recién informó sobre mejores prácticas en reformas de la administración pública. Entre los indicadores destaca el Gasto Corriente en Servicios vs. Beneficios Sociales, y el empleado en el Desarrollo de los Políticas Publicas, Ejecución de las mismas, Servicios de Soporte, Mejora Regulatoria y Supervisión.

El México que queremos urge a la acción. Estaremos pendientes de ver si los responsables de los planes sectoriales se ponen abusados para definir los valores que deberán alcanzar los indicadores, y de que el gobierno federal implemente las actividades clave para lograr la transformación esperada.

CONTENIDO DEL PND

5 Metas nacionales, Indicadores de Impacto, 31 programas con indicadores de seguimiento, 31 objetivos, 118 estrategias y 819 líneas de acción. Los objetivos describen los motivos fundamentales de la acción de gobierno, aún sin especificar los mecanismos particulares para alcanzarlos. Para cada objetivo contenido en estas secciones se definen estrategias. Las estrategias se refieren a un conjunto de acciones para lograr un determinado objetivo. Finalmente, para dar realidad operativa a las estrategias se puntualizan líneas de acción. Las líneas de acción son la expresión más concreta de cómo el Gobierno de la República se propone alcanzar las metas propuestas.
La Administración Pública Federal se propuso incluir, por primera vez, dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, indicadores que reflejen la situación del país en relación con los temas considerados como prioritarios, para darles puntual seguimiento y conocer el avance en la consecución de las metas establecidas y, en su caso, hacer los ajustes necesarios para asegurar su cumplimiento. Los indicadores aquí propuestos fueron diseñados por instituciones y organismos reconocidos internacionalmente y son calculados periódicamente, lo cual asegura su disponibilidad, calidad e imparcialidad.
En los Programas Sectoriales se determinarán los valores que deberán alcanzar tales indicadores para medir efectivamente la acción del Gobierno de la República. Adicionalmente, se deberán revisar las metas anuales o bienales ante cambios metodológicos. En caso de no lograrse alguna de las metas o indicadores, se deberán plantear medidas correctivas de los programas públicos para propiciar el cumplimiento de las mismas.

*Karl ha tenido una carrera profesional dinámica y emprendedora como Consultor de estrategia y operaciones. Fundador y Director General de BIQ, Experts in Strategy and Innovation, Stealth Startup in Mobile Platform Space. Egresado de la Kingston University, ha fundado y liderado varias empresas de Servicios y Tecnología en México, Brasil y Estados Unidos. Está certificado en Value Planning, metodología de gestión estratégica usada por empresas como Walmart, Dell, Daimler y Pfizer y se desempeña como consejero en empresas como XLerant y Teman Consulting Group. Es asesor del Financial Executives Internacional, y consejero en empresas como XLerant y Teman Consulting Group.

“No solamente requerimos un buen PND, sino también una extraordinaria ejecución con base en la alineación del Metas, Mejores Servicios Públicos, Talento Humano y Presupuesto Adecuado”



  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
OPINIÓN
  • OPINIÓN KARL MCDERMOTT -
    Cuatro bases para el PND

    Requiere una extraordinaria ejecución para no ser sólo buenas intenciones

    LEER MÁS / 28.05.2013 12.00 AM
  • REDACCIÓN
    OPINIÓN REDACCIÓN -
    Elecciones en EU, ¿Qué gana México?

    El país parece estar destinado a esperar de nuevo "un momento mejor"

    LEER MÁS / 05.11.2012 12.00 AM