OPINIÓN

OPINIÓN EDITORIAL

 
 
INFORMACIÓN ANÁLISIS
OPINIÓN
INFORMACIÓN ANÁLISIS

OPINIÓN

El favor más grande

La visita de Obama se da en un contexto que pone las cosas a favor de EPN
30.04.2013 12.00 AM

Llega a México el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y muchas son las expectativas sobre anuncios de medular importancia en la relación de ambos países.

La agenda pautada indica que llega el jueves alrededor de las 14:00 horas, recibido por el canciller José Antonio Meade Kuribreña para ir luego a Palacio Nacional, donde se reunirá con el Presidente Enrique Peña Nieto a las 15:00 horas, y ambos ofrecerán una conferencia conjunta a las 16:00 horas. Sostendrán luego reuniones privadas, antes de que Obama se reúna con funcionarios de la embajada de Estados Unidos en México a las 18:00 horas y vuelva a Palacio Nacional para una cena de honor a las 19:00 horas.

El viernes, Obama apenas estará medio día en la Ciudad de México atendiendo actividades personales, antes de partir a Costa Rica.

Lo que el portafolios de Obama guarda es el reciente fracaso en el congreso de su país para incrementar los controles en la venta de armas, los crecientes problemas económicos, el rechazo de México a la operación en territorio nacional de los servicios de seguridad y policía, la creciente operación en territorio estadounidense de la delincuencia organizada surgida en México, la modificación en el destino de los recursos entregados vía la Iniciativa Mérida y, sobretodo, la promesa de apoyar una reforma migratoria que contemple la ciudadanización.

Sin embargo, el estado de la casa del anfitrión tampoco luce muy halagüeño, considerando el disgusto de las OSC por la suma de trasnacionales a la Cruzada contra el Hambre y su petición de incluir en la agenda de la visita el tema de las violaciones a los derechos humanos, la multiplicación de los conflictos surgidos con los denominados “grupos de autodefensa”, la toma de la rectoría en la máxima casa de estudios, los maestros en Guerrero y la puesta en duda de las próximas reformas estructurales al cuestionarse la participación del PAN en el tambaleante Pacto por México, así como el eco que en Estados Unidos hicieron los medios de mayor peso del escándalo suscitado por la hija del titular de la Profeco.

Con todo, las reformas estructurales en el primer año de la LXII legislatura, la posibilidad de encabezar una reconfiguración en la escena latnoamericana, el proceso electoral de 2013, la reconfiguración sugerida por la administración mexicana sobre el trabajo de inteligencia estadunidense en México, y la captura del suegro de Joaquín “El Chapo” Guzmán dan a Peña Nieto mayor capital político qué usar en este encuentro, donde los temas económicos son la gran prioridad en la agenda que México planteará.

Así, alguien hará un favor más grande a su homólogo. ¿Qué dará Obama? De los operadores mexicanos depende que las cosas no queden en mera esperanza, "Hope", como en sus campañas electorales.

“El fracaso en el Congreso de su país para incrementar los controles en la venta de armas y la promesa de apoyar una reforma migratoria integral, es el contenido que guarda el portafolios de Obama”



  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
OPINIÓN
  • OPINIÓN HUMBERTO AGUILAR -
    ¿Es necesaria la negociación política en los tiempos modernos?

    Debemos plantearnos la pregunta de cómo hacer valer la estructura del diálogo

    LEER MÁS / 21.07.2017 12.00 AM
  • RAÚL ARRIAGA
    OPINIÓN RAÚL ARRIAGA -
    Al rescate de la vida silvestre

    Iniciativas muestran el desconocimiento de la función de zoológicos y acuarios

    LEER MÁS / 31.08.2016 12.00 AM