OPINIÓN

OPINIÓN EDITORIAL

 
 
DÍAZ MOLL
OPINIÓN
DÍAZ MOLL

OPINIÓN

Debate: ¿el golpe maestro?

Apostar el resto a esa jugada puede resultar contraproducente a los candidatos
03.05.2012 12.00 AM

A modo inevitable, de lo que ellos han planeado como el diluvio catastrófico para el candidato puntero Enrique Peña Nieto, los candidatos Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador han definido el debate del próximo domingo 6 de mayo como el día del antes y el después de la campaña electoral por la Presidencia de la República.

Los equipos de Vázquez Mota y López Obrador han imaginado y planeado que en el debate, darán el golpe maestro que revierta las tendencias que hasta ahora les son desfavorables.

Si la estrategia del PAN y el PRD se sustenta en grandes revelaciones en el ámbito de la vida personal de Peña Nieto, podremos atestiguar el derrumbe de una decisión que fracase ante la visión cada vez más crítica de la sociedad mexicana, a la cual, los gritos y los sombrerazos de la vida democrática dejó de asustarles hace muchos años. Los ataques en lo personal pueden convertirse en un "boomerang" que afecte fundamentalmente a quienes los emiten y terminen convirtiendo en definitiva la ventaja del puntero.

Pero si la información y los argumentos que manejen son en el plano de lo social, lo político y lo económico, los ciudadanos mexicanos podremos ser testigos de una discusión que nos permita normar nuestro criterio y sentar las bases del sentido de nuestro voto el primero de julio.

El pensar que la transmisión televisiva de un partido de futbol le quita rating al golpe maestro es una especulación absurda; el debate lo verán los que se interesen en el mismo, con o sin partido de futbol. Vale recomendar a las cuatro opciones electorales más confianza en la inteligencia y en el criterio de los ciudadanos: sabremos elegir y lo haremos bien, de eso que no quepa duda.

Del lado del puntero, Peña Nieto, es previsible una estrategia basada en argumentos, propuestas y compromisos, y sólo reaccionar a los dichos de los otros cuando sea absolutamente necesario.

Tanto sería un error desdeñar el debate como mostrarse demasiado ansiosos por el mismo; apostar el resto a esa jugada puede resultar contraproducente, es un camino que de resultar mal, ya no tiene retorno.

En parte tiene razón, como lo escribió en Milenio el periodista Joaquín López Dóriga, en que "el debate es de quien lo necesita"; lo lamentable sería que lo desperdiciaran imaginando un diluvio que nunca tendrá lugar, en lugar de proyectar visión y proyectos de nación, lo que sería una aportación a la consolidación de una sociedad democrática madura.

Seamos optimistas, esperemos lo mejor.

“El pensar que la transmisión televisiva de un partido de futbol le quita rating al golpe maestro es una especulación absurda”



  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
OPINIÓN
  • OPINIÓN HUMBERTO AGUILAR -
    ¿Es necesaria la negociación política en los tiempos modernos?

    Debemos plantearnos la pregunta de cómo hacer valer la estructura del diálogo

    LEER MÁS / 21.07.2017 12.00 AM
  • RAÚL ARRIAGA
    OPINIÓN RAÚL ARRIAGA -
    Al rescate de la vida silvestre

    Iniciativas muestran el desconocimiento de la función de zoológicos y acuarios

    LEER MÁS / 31.08.2016 12.00 AM