NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

RESPUESTAS LOCALES Y NACIONALISTAS ANTE PANDEMIA

Respuestas locales y nacionalistas ante pandemia
FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
Los países mejor librados de la pandemia son los más disciplinados y de estructura colectivista, dijeron especialistas; "Gobierno Federal rectificó decisiones controvertidas en contra del sector"
01.05.2020 12.00 AM

La emergencia sanitaria está provocando nuevos nacionalismos en el mundo y existe falta de cooperación internacional entre países de Asia, Europa y América, coincidieron expertos internacionalistas en un encuentro virtual convocado por el Centro de Relaciones Internacionales (CRI) de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM.

Alejandro Chanona, del CRI, detalló que ante el impacto global de la COVID-19 muchos países han cerrado sus fronteras y han limitado el encuentro con los otros, sean migrantes o extranjeros. “La epidemia es global, pero las respuestas son locales y se inclinan a los nacionalismos”.

Susana Mangana, de la Universidad Católica de Uruguay, señaló que el nacionalismo aislacionista impera. “La epidemia tomó por sorpresa a Europa, con impacto en hospitales y entre el personal médico. Muchos creyeron que los gobiernos decían mentiras y en general no estuvimos preparados”.

En la videoconferencia, moderada por José Ignacio Martínez Cortés, profesor del CRI y coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LANCEN), Chanona cuestionó si en la era pos-COVID-19 el mundo entrará en una fase de “desglobalización” para dar paso a un incremento de los nacionalismos.

“La seguridad sanitaria y los nacionalismos son dos fenómenos globales que corren paralelos en nuestro tiempo. Los Estados están en el límite de no garantizar el derecho a la salud, y en algunos de ellos impera el autoritarismo”, explicó.

Susana Mangana destacó que quienes han salido mejor librados de esta crisis son los países con reglas más autoritarias y donde la disciplina funciona, como China y Corea. “En general en Asia son disciplinarios y de estructura colectivista, así que hicieron caso de las recomendaciones. En cambio en Europa y América Latina somos más rebeldes, indisciplinados e individualistas”.

En tanto, los países de África en general no pueden hacer frente a la pandemia, por lo que hay mucha incertidumbre.

Al respecto, Cesaire Chiatchoua, de la Universidad de Buea, Camerún, apuntó que en ese continente los principales países afectados son Egipto, Sudáfrica, Marruecos, Argelia y Camerún, además de que “las poblaciones blancas son las más infectadas, pero es preocupante que llegue al África negra porque no hay estructura sanitaria suficiente y las medidas como el distanciamiento social son difíciles en poblaciones con mucho comercio informal y donde la gente sale diario a las calles para subsistir”.

Carmen Alcalá, de la Universidad Autónoma de Baja California, expuso que en Tijuana apenas 30 por ciento de los habitantes alientan la medida de permanecer en casa. En esa región fronteriza hay muchos brotes de nacionalismo, que tendrán graves costos sociales.

Por último, Chanona comentó que es momento para replantearnos la relación con la naturaleza, pues está claro que “nos la estamos acabando, la hemos hostigado y se recupera sin nuestra actividad cotidiana”.

El gobierno federal rectificó decisiones controvertidas en contra del sector

El gobierno de México ha dado un paso al frente en la batalla al COVID-19, al haber dejado la toma de decisiones contra la pandemia a los científicos, asegura el doctor Javier Velázquez Moctezuma, Profesor Distinguido de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Con medidas controvertidas del presidente Andrés Manuel López Obrador en el campo de la ciencia y la tecnología –incluidas calumnias contra esta comunidad, al haber utilizado calificativos de hampones, sabelotodos, todólogos y turistas– “llegamos a la pandemia del coronavirus, por lo que la determinación de tomar en cuenta la opinión de ese sector es importante porque reconoce que “los políticos no somos todólogos ni sabemos de muchas cosas”.

El investigador del Departamento de Biología de la Reproducción de la Unidad Iztapalapa reconoce los beneficios de esa resolución, que “muchos aplaudimos desde el corazón y nos ponemos a la disposición en lo que podamos apoyar”, aunque existen otros asuntos de Estado que debieran depender de la información sólida y comprobada generada por investigadores con reconocimiento internacional.

¿Será hora de que esto suceda?, preguntó Velázquez Moctezuma, quien espera fervientemente que se estén dando los primeros pasos de una rectificación para que, de aquí en adelante, se abran espacios a la participaciòn de especialistas mexicanos y se dejen de lado las ocurrencias.

La actitud del titular del Poder Ejecutivo sorprende porque como otros rubros del país, el académico ha sido un aliado e impulsor relevante del proyecto transformador que encabeza y, si bien esto no ha sido unánime ni incondicional, es posible “aportar a las soluciones que la nación requiere con urgencia”.

En otras naciones, la asociación empresa-universidad-gobierno ha permitido acciones que coadyuvaron a un gran desarrollo, por ejemplo en Singapur, una isla carente de recursos naturales en abundancia que en pocos años pasó de una situación de postración a un crecimiento sorprendente.

La fórmula fue invertir en educación, ciencia y tecnología; normar las políticas públicas y basarlas en las opiniones de los expertos, mientras que “en México existen condiciones medio esquizofrénicas”, pues aun cuando la autoridad canaliza muchos recursos, “más adelante se desentiende casi por completo” o pareciera no interesarle tanto, señala el especialista en neurociencias en el artículo El Presidente López Obrador y la ciencia mexicana: ¿reconsideración?

La riqueza de México no está solamente en sus minas, ríos, mares o biodiversidad, sino en algo más valioso: los seres humanos, que están siendo dilapidados. De los niños que ingresan a la primaria, muy pocos llegan a la secundaria, muchos menos alcanzarán la preparatoria y algunos, muy contados, accederán a la universidad e incluso menos culminarán su formación. Quienes cursen programas de posgrado serán una minoría privilegiada.

La paradoja es que para esos maestros y doctores no habrá plazas ni centros de trabajo ni condiciones para que devuelvan al país lo que éste les ha dado, por lo que su único camino será emigrar a otros territorios donde su conocimiento sea apreciado.

El miembro del Sistema Nacional de Investigadores recuerda que en el proceso electoral de 2018, cuando el apoyo mayoritario se volcó hacia López Obrador, la comunidad científica pensó que las cosas iban a cambiar para bien, “pero nos quedamos esperando la invitación y se sufrió un recorte presupuestal”, al igual que en las instituciones de educación superior.

El nombramiento de Esteban Moctezuma Barragán al frente de la Secretaría de Educación Pública hizo que se levantaran críticas, creándose un clima de incertidumbre. También el de la titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) –doctora María Elena Álvarez-Buylla, una investigadora mexicana de talla internacional– suscitó movilizaciones, no democráticas, de personajes que por años habían sido actores en el ámbito.

Al parecer estas críticas endurecieron a López Obrador, pues reaccionó con brusquedad y restó toda posibilidad de interacción entre las partes, lo que hasta la fecha ha dificultado la integración armónica con el sector, concluye el académico de la Casa abierta al tiempo.

“Es momento para replantearnos la relación con la naturaleza.”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Promueven Condecoración a personal de Salud que lucha contra el Covid-19
NOTICIAS

PROMUEVEN CONDECORACIÓN A PERSONAL DE SALUD QUE LUCHA CONTRA EL COVID-19

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS