NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

AUSTERIDAD, AUTONOMÍA PRESUPUESTARIA Y NO DESAPARICIÓN, REQUIEREN CONSEJEROS DE OPLE

Austeridad, autonomía presupuestaria y no desaparición, requieren consejeros de OPLE
FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
Señalan que se debe incluir a los OPLE en esquemas formales de mejora continua, así como establecer la innovación como práctica común
26.06.2019 12.00 AM

En la reunión del Grupo de Trabajo para la Reforma del Estado y Electoral con Consejeros Electorales Locales, diputados y representantes de los OPLE abordaron los temas de autonomía presupuestaria, homologación de elecciones federales y locales, urna electrónica y participación ciudadana.

En el primer bloque del martes, el consejero de Puebla, Jacinto Herrera Serrallonga dijo que 2018 representó un hito en las votaciones del país e implicó la madurez de la reforma electoral de 2014. “Una vez entrado el nuevo modelo de austeridad, los institutos electorales no pueden ser ajenos e implementar procesos democráticos cercanos a la realidad de cada entidad. Es oportuno que el presupuesto de los OPLE se reciba de forma directa por parte de la Federación y que no se origine desde gobiernos estatales”.

Del Instituto Electoral de Coahuila, Alejandro González Estrada propuso la urna electrónica como sistema de votación amigable, compatible con el actual y que permita que la transición sea eficaz. Dijo que podría utilizarse en consultas y elecciones; los resultados se conocerían minutos después de terminada la votación; se podrían integrar resultados de escrutinio y cómputo de inmediato y eso terminaría con errores, tardanzas y resultados preliminares y su bajo costo implicaría una notoria reducción en gasto por material, boletas, mamparas y capacitación.

De Guanajuato, la consejera Beatriz Tovar Guerrero resaltó la necesidad de fortalecer la autonomía presupuestal de los OPLE, con el objetivo de disminuir la presión de los poderes públicos en la toma de decisiones de los organismos locales. Además, señaló que se debe incluir a los OPLE en esquemas formales de mejora continua, así como establecer la innovación como práctica común.

Por Sonora, el consejero Daniel Núñez Santos refirió que un área de oportunidad para los OPLE es brindarles autonomía presupuestal, porque los congresos y los Ejecutivos estatales, en ocasiones no otorgan los recursos necesarios para su funcionamiento. Subrayó que se necesita trabajar con austeridad; sin embargo, dijo, el manejo de recursos en los OPLE no ha sido negativo, no hay señalamientos graves de los entes fiscalizadores.

Mirza Mayela Ramírez Ramírez, de Durango, consideró que tienen distintas áreas de oportunidad para optimizar los recursos públicos y no solamente competen al Legislativo nacional, sino que muchos aspectos pueden ser mejorados a través de los congresos locales, del INE y de los OPLE. Destacó la importancia de la permanencia de los institutos electorales locales porque no es lo mismo organizar votaciones en un estado que en otro.

Abel Alfredo Muñoz Pedraza, de Baja California, resaltó que México es un país grande, plural, diverso y “sería un error suponer que la centralización de las elecciones pueda atender con la misma eficacia y eficiencia la complejidad que generan las situaciones intrínsecas de cada localidad”. Se pronunció por construir juntos un entramado institucional y marco legal que genere ahorros, fortalezca a las autoridades electorales y sea acorde con el contexto del país.

Por Tlaxcala, Elizabeth Piedras Martínez afirmó que los OPLE garantizan la organización de votaciones de acuerdo con las exigencias de la ciudadanía porque cuentan con la capacidad organizativa, técnica y operativa para hacer frente al próximo proceso electoral. Planteó homologar los calendarios de sufragios en las 32 entidades; revisar la calidad de los materiales didácticos; homogeneización en la instalación de los órganos desconcentrados y un PREF único.

De Baja California Sur, César Adonai Taylor Maldonado, planteó la obligación para las autoridades electorales de implementar en sus ámbitos territoriales sistemas integrales en los que participen de manera activa la población, ciudadanía, actores políticos, autoridades y que los actos que se realizan a través de estos sistemas cuenten con validez jurídica, brindando certeza plena.

Por su parte, Luigui Villegas Alarcón, de Nuevo León, propuso que la asignación de presupuestos a los institutos electorales de las entidades federativas sea con base en indicadores; transitar al voto electrónico; y que los OPLE tengan etiquetada una parte del presupuesto para innovación en materia del voto electrónico.

María de los Ángeles Quintero Rentería, de Tamaulipas, recalcó que para calcular el costo real de los OPLE es importante que se le reste lo que corresponde a los recortes presupuestales. Sostuvo que demeritar la labor diaria de los OPLE y su contribución franca y palpable para la democracia, presumiendo derroche o gasto excesivo, no corresponde a la realidad. “El Sistema electoral mexicano basa gran parte de su fortaleza, existencia y autonomía en los institutos locales”.

Mabel Hernández, de Veracruz, planteó incluir la fórmula para los OPLE dentro del Ramo 28; es decir, que de las participaciones federales que recibe cada entidad se pueda crear un fondo para la democracia local, con la finalidad de que el presupuesto de los OPLE quede intacto y no tenga que pasar por las consideraciones del congreso local.

Juan Carlos Mena, consejero de Campeche, expresó que la Reforma Electoral puede ser mejorada si se consideran las particularidades de las 32 entidades, respetando y fortaleciendo a sus autoridades con mejores esquemas de colaboración, distribución de competencias y diferente presupuesto respecto de los recursos de los partidos y agrupaciones políticas, bajo la primicia de austeridad y disciplina financiera.

Por Nuevo León, Mario Alberto Garza Castillo mencionó que la propuesta de una posible desaparición de los OPLE va en contra de la educación y la socialización política. La sugerencia es desarrollar dentro de los organismos públicos electorales, centros de desarrollo sociocultural y sociopolítico. El principal problema que tiene el país es la participación, la cual va en una constante erosión. “Vemos que los jóvenes de 19 a 29 años son los que menos participan y seguramente les estamos apostando a ser los guardianes de la democracia, pero la realidad es que son los que menos van a votar”.

De Baja California Sur, Hilda Cecilia Silvia Bustamante, precisó que esta reforma es una ventana de oportunidad para fortalecer a los OPLE en el desempeño de sus atribuciones constitucionales y legales. Planteó la creación de un mecanismo que regule y establezca condiciones claras en la construcción de presupuestos y que sea una obligación para los ejecutivos estatales no modificarlos y para el Legislativo aprobarlos en sus términos.

Víctor Humberto Mejía Naranjo, de Tabasco, se pronunció por fortalecer a los OPLE a través de su autonomía presupuestaria, y analizar de qué manera se componen los presupuestos de los estados, porque algunos tienen mucha participación y aportaciones federales. “Si no es posible que sea un presupuesto federal que venga etiquetado, por lo menos que exista un organismo, designado por el Congreso de la Unión, que verifique que es entregado a los institutos electorales locales, no solamente completo sino en tiempo”.

Del instituto de Tamaulipas, Noemí Arguello Sosa, precisó que el incremento en el costo de las elecciones locales obedece en buena medida a la complejidad del diseño electoral actual, el cual acepta modificaciones y ajustes orientados a procesos menos onerosos, pero sin poner en riesgo el avance democrático que los OPLE han contribuido. De las 169 elecciones de los últimos 30 años solo tres han sido anuladas y ninguna atribuible al árbitro local. “Si el federalismo electoral ha permitido impulsar la dinámica democrática en el país, tanto en las gubernaturas como en las legislaturas locales y ayuntamientos, ahora las reformas que requiere la democracia son las que fortalezcan las capacidades de las instituciones electorales, empezando por garantizar la suficiencia presupuestaria”.

El coordinador del grupo, diputado Sergio Carlos Gutiérrez Luna (Morena) mencionó que la consolidación de las licitaciones representa una importante área por analizar; son cantidades relevantes; las más recurridas son las de las boletas y papelería electoral, pero también hay casos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

En el nuevo esquema de servicio público “abogamos por que no permee la corrupción. Se necesitan proyectos consolidados de licitación con óptimos métodos territoriales”.

Además, consideró presuntuoso que la alternancia o pluralidad del país se deba a los OPLE, cuando estos sólo han contribuido; se debe a los ciudadanos, a los movimientos sociales y a los partidos.

Del PAN, el diputado Jorge Arturo Espadas Galván resaltó la importancia de escuchar a los consejeros locales y conocer sus experiencias. “Queremos saber qué han experimentado en los dos procesos electorales que han vivido luego de la reforma de 2014, con el propósito de saber hacia dónde debemos dirigirnos; todo con apertura y sin ninguna línea marcada de origen. El sistema democrático y electoral tiene fortaleza, por eso los cambios tendrán que dirigirse a lo que se puede mejorar”.

Verónica Juárez Pina, diputada del PRD, externó su inquietud para saber cómo se podría emprender el proceso de transición a urnas electrónicas, considerando que no todos los estados son iguales, y si tendrá que ser paulatino. Destacó que es necesario conocer el costo de las boletas, pues se dice que existen alrededor de 16 candados y que cada uno va costando, “imagínense el tamaño de la desconfianza” y cómo se podrá reutilizar el material.

El diputado de Morena, Alejandro Viedma Velázquez, resaltó que cada entidad tiene sus particularidades, y algunos deben contratar Internet satelital a través de los OPLE para llegar a ciertas áreas; sin embargo, cuál será la diferencia si lo hace el INE. También expuso que es necesaria la reutilización de materiales electorales, con la finalidad de ahorrar y preguntó qué tan factible es la homologación de calendarios.

Por el PRD, la diputada Frida Alejandra Esparza Márquez subrayó que es fundamental conocer si hay condiciones para homologar el catálogo de cargos, puestos o salarios en los OPLE con una plantilla mínima de aumento y de acuerdo con la magnitud territorial y geográfica de cada entidad. Aclaró que hay estados donde no se podrán unificar los procesos electorales, como Oaxaca, por los usos y costumbres; externó su preocupación por la sobrecarga de funciones que podría tener el INE si desaparecen los OPLE. “Necesitamos caminar hacia el futuro y en favor del voto y la urna electrónica”.

Mariana Rodríguez Mier y Terán, diputada del PRI, puntualizó que el tema de confianza ciudadana en las elecciones es fundamental, así como el de la austeridad y el de la diversidad del país, ya que en las regiones alejadas existe la preocupación por el centralismo. De igual modo, hizo votos para concretar el tema de la urna electrónica y dijo que la austeridad sin eficiencia no servirá de nada, pues “se necesita que sea responsable y se tenga una mayor participación en los comicios”.

Su compañera de bancada, diputada Claudia Pastor Badilla, sostuvo que es prioritario construir desde lo local con la complejidad y dinámica del proceso electoral. “Debemos preguntarnos si eso nos hace más baratos los costos; qué se piensa de la homologación de elecciones federales y locales, de los problemas más evidentes en la competencia concurrente ente el INE y los OPLE, y sobre la urna electrónica”.

Del PES, el diputado Iván Arturo Pérez Negrón Ruiz resaltó que hoy se tiene la oportunidad de tratar de consolidar la democracia en el país, porque esta inicia desde lo territorial y más próximo a la ciudadana. Destacó la necesidad de saber qué reformas en materia electoral se tienen que emprender para garantizar que las elecciones no se judicialicen.

El Presidente de la Asociación de Instituciones Electorales de las Entidades Federativas (AIEEF) Pedro Zamudio Godínez, afirmó que el nuevo modelo del Sistema Nacional Electoral está listo para ser fortalecido y robustecido, para lo cual se aportarán opiniones documentadas desde la práctica.

Subrayó que los OPLE, por obligación y convicción, han contribuido a la contención del gasto, prueba de ello es que de 2015 a 2018 han devuelto al erario 653 millones de pesos, “que son 1.3 veces lo que eventualmente costaríamos. Tenemos la obligación legal de pedir los recursos para todo lo que debemos hacer y la de ejercerlos sólo para lo que se debe hacer”.

“Demeritar la labor diaria de los OPLE y su contribución franca y palpable para la democracia, presumiendo derroche o gasto excesivo, no corresponde a la realidad.”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Migrantes, despojados de cualquier condición social y humana
NOTICIAS

MIGRANTES, DESPOJADOS DE CUALQUIER CONDICIÓN SOCIAL Y HUMANA

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS