NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

CUESTIONAN DIPUTADOS A TITULAR DE SHCP SOBRE GASOLINAS, INGRESOS TRIBUTARIOS Y GASTO CORRIENTE

Cuestionan diputados a titular de SHCP sobre gasolinas, ingresos tributarios y gasto corriente
FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
Legisladores de todos los grupos parlamentarios cuestionaron actos de corrupción en la actual administración, destino de recursos, transparencia del gasto, crecimiento de la deuda y evasión fiscal
04.10.2018 12.00 AM

Durante la comparecencia del titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, diputados de todos los grupos parlamentarios lo cuestionaron sobre la deuda pública, el aumento de la gasolina, sector salud, gasto público, crecimiento económico, ingresos tributarios y gasto corriente.

En la tercera ronda de preguntas, el diputado Alfonso Ramírez Cuellar (Morena) dijo que la presencia del secretario de Hacienda en San Lázaro tiene un enorme significado porque cierra una etapa que representa el ocaso de una forma de dirigir la economía del país.

“Nosotros vamos a establecer una austeridad de la buena; empezamos por los privilegiados, eso fue ayer, mañana vendrá la discusión y el debate sobre el salario miserable que ganan millones de empleados y trabajadores; ese tendrá que incrementarse porque al final de cuentas la desigualdad y la disparidad tienen que ver con el ingreso producto del trabajo. No será una austeridad letal empeñada a fuerza en el superávit primario”, afirmó.

En respuesta el secretario de Hacienda, reconoció que el país tiene enormes retos pero también avances, en este ejercicio en donde el crecimiento económico ha sido el más alto y la inflación la más baja en los últimos años, la deuda está manejable y en una trayectoria descendiente, los indicadores de salud, pobreza y bienestar se han mejorado.

Asimismo, se ha buscado y trabajado con convicción para tratar de llevar lo mejor al país y a todos los mexicanos. “Vamos a seguir trabajando así, hasta el 30 de noviembre, en que la transición sea también lo más tersa posible”.

El diputado Fernando Torres Graciano (PAN) comentó que cuando el presidente Enrique Peña Nieto tomó protesta en el 2012 ¿cuál era el costo del litro de la gasolina, cuál era la deuda, cuánto costaba el kilo de tortilla, el litro de leche, el costo de la canasta básica y cuánto va a costar en diciembre de este año, qué reservas recibieron y cuál era el crecimiento económico? Asimismo, saber cómo lo va a dejar.

Pidió al Congreso y al nuevo gobierno escuchar los argumentos en las propuestas y que cuando llegue el nuevo paquete fiscal, corregir los errores que hay actualmente. “Ojalá y sea un paquete fiscal pensando en el crecimiento del país, en la economía familiar y en lo que la gente nos ha pedido en las campañas”.

En su turno, González Anaya indicó que la deuda llegó con el 37 por ciento del PIB y se va a regresar como 45 por ciento del PIB, en parte la transparencia de los pasivos de Pemex, en parte el tipo de cambio, en parte la inversión. En tanto, el litro de gasolina en diciembre del 2012 fue de 10.8 pesos, y en diciembre del 2017, de 16.2. Hoy está en 19.2.

Las reservas hoy son, junto con la línea de crédito flexible, de 260 mil millones de dólares, y aproximadamente debieron haber estado muy cerca de 200 mil millones de dólares a principio de la administración.

La diputada Dulce María Sauri Riancho, del PRI, explicó que según el Informe en el Seguro Popular cuentan con 53.3 millones de afiliados; el IMSS con 67.3 millones de derechohabientes; el IMSS Prospera, con 13.1 millones, y el ISSSTE con 13 millones, lo que suman 146.7 millones, equivalente a más de 20 millones de la población actual de México, lo que revela un problema de duplicidad y problemas de registros y padrones.

De la misma bancada, la diputada Frinne Azuara Yarzabal dijo que a pesar de los esfuerzos que se han realizado para mejorar el gasto en salud, “aún queda un largo camino” para eficientar los servicios. “Se requieren fortalecer las acciones de prevención y promoción de la salud, así como incentivar estilos de vida saludables”.

Al responder, el funcionario explicó que en el caso del IMSS hubo un aumento de más 10 millones de derechohabientes, el ISSSTE un millón y el Seguro Popular un poco menos de un millón de personas, lo que se suma a los esfuerzos de ahorro mediante el modelo de Compra Consolidada de medicamentos –que generaron ahorros por 17 mil mdp.

Subrayó que el sector salud es quizás un ejemplo en el cual el gasto se mantuvo y se protegió, por mandato y por instrucciones y por convicción de esta administración. Reconoció que existen grandes retos en este sector por lo que se debe continuar trabajando en ellos, “pero durante estos últimos años vemos un ejemplo de cómo al aumentar la eficiencia del gasto se pueden tener resultados bien importantes y bien tangibles en beneficio de la población, sin aumentar tanto el gasto”.

La diputada de Encuentro Social, Adriana Lozano Rodríguez, señaló que mientras la anterior legislatura autorizó un gasto neto de 4 mil 888 millones de pesos, la Cuenta Pública de ese año muestra un gasto de 5 mil 256 millones de pesos, un gasto adicional nada más de 368 millones de pesos, por lo que preguntó por qué fue más lo gastado a lo aprobado y cómo fue ejercido ese adicional, además si existió una medida real de austeridad.

Reconoció que hubo esfuerzos por contener el gasto público, pero, sostuvo, no fueron suficientes. “No sirve de mucho que se anuncien medidas de austeridad y que el gasto al final del año haya sido mayor al autorizado”.

Al respecto, González Anaya explicó que la razón por la cual se ejerce un gasto por arriba del presupuestado es porque existen ingresos excedentes. Éstos se dividen en petroleros y los no petroleros, y la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria es clara en cómo se utilizan. Precisó que los ingresos de las entidades de control directo o las empresas del Estado, CFE, IMSS, ISSSTE y Pemex, si tienen ingresos adicionales, dicha ley establece que se los pueden gastar directamente.

Agregó que existe otro tipo de ingresos excedentes como los que se cobran por los pasaportes, museos y zonas arqueológicas y si en este caso se recauda más de lo que está presupuestado, eso también y la Ley dice a dónde se tienen que ir. Subrayó que el gasto corriente se mantuvo constante en términos reales durante toda la administración.

El diputado Benjamín Robles Montoya (PT) refirió que de acuerdo con el Informe del presidente de la República, se señalan tres grandes asuntos: uno, que en México la deuda está en condiciones manejables; dos, presume la inflación de su sexenio y, tres, que en términos generales, hay estabilidad económica; pero, “lo que no cuenta, es que la deuda pública pasó de 5.4 a 10 billones de pesos del 2012 al 2017”.

Enfatizó que el alza de los precios de los principales productos de consumo “se fueron a las nubes durante su administración”. Inquirió qué dependencias cumplieron con los resultados comprometidos en el Plan Nacional de Desarrollo, según los sistemas de indicadores que coordina.

González Anaya señaló que la inflación promedio anual en este sexenio, es de 4 por ciento, “es la más baja que ha tenido una administración desde hace mucho tiempo, casi desde 1970”. Sostuvo que las expectativas de inflación hacia adelante se mantienen sólidamente ancladas pese al incremento que hubo el año pasado, lo cual da una confianza del manejo de la política monetaria que lleva el Banco de México.

Sobre el tema de la deuda, dijo, que está en niveles razonables, es manejable y, lo más importante, es una deuda que, debido al superávit primario que tuvo el gobierno federal el año pasado y que va a tener este año, está en una trayectoria descendente. Respecto a los casos de supervisión, indicó que en la parte de las atribuciones de la SCHP, se han hecho todos los trabajos que corresponden para asegurar la transparencia del ejercicio de gasto de todos los niveles de gobierno.

Por MC, el diputado Jorge Alcibíades García Lara recordó que al inicio de esta administración se prometieron tasas de crecimiento cercanas al 5 por ciento anual. “Hoy la realidad es que no estamos ni siquiera por la mitad de ese pronóstico. Aunado a esta situación, la inflación sigue aumentando y con ello el precio de los productos básicos para la subsistencia de las familias”.

Otro tema que ha pegado enormemente a la economía, es el aumento a las gasolinas. Tan solo en el último año se han incrementado alrededor del 18 por ciento, provocando una escalada de precios que el gobierno federal tampoco ha sabido hacerle frente. Preguntó cuáles fueron los factores para tener un crecimiento tan bajo, por qué no se cumplió con la promesa del crecimiento del 5 por ciento.

El secretario reconoció que el crecimiento del 2.5 no es al que “aspiramos y el que quisiéramos tener”, pero el que se tiene es sólido, sostenido y constante. Explicó que esto tiene que ver con la caída del precio del petróleo que fue del 71 por ciento y que haya crecido, “habla de la fortaleza de la economía mexicana que se ha venido construyendo a lo largo de mucho tiempo, que sus fuentes de crecimiento son diferentes y que sus fuentes de crecimiento van más allá de la parte petrolera”.

Hoy somos una de las economías que más manufacturas exporta. Hace muchos años no se hubiese pensado que México sería una potencia manufacturera automotriz o que fuese a tener una industria aeroespacial que hiciera que más del 90 por ciento de los aviones nuevos tengan una parte mexicana.

El diputado Emmanuel Reyes Carmona (PRD) cuestionó dónde quedaron e invirtieron los incrementos en los ingresos tributarios que compensaron los petroleros; en qué se usan los recursos aportados por la Reforma Fiscal, desde 2014 a la fecha; cómo se explica que pese al aumento de los montos fiscales se hayan registrados elevados déficits fiscales y cómo se explica que se haya rebasado el presupuesto aprobado por la Cámara de Diputados.

Externó su preocupación por el incremento de la deuda y para que se usaron los recursos provenientes de la misma, la cual creció 14 puntos en tres años. Urgió a priorizar el presupuesto para las universidades, principalmente ante el colapso financiero que están presentando estas instituciones públicas del país. “Quiere ser culpable de que más de 537 mil alumnos que representan una tercera parte de la matrícula de los universitarios trunquen sus carreras”.

El titular de la Secretaría de Hacienda expresó que el tema de las universidades, es complejo y estructural, pues involucra a las instituciones, al gobierno del estado, SEP y SHCP; se ha trabajado para enfrentar esta situación y los recursos a las universidades estatales aumentaron de 47 mil millones de pesos a 66 mil millones de pesos, y el “gobierno federal ha cumplido en tiempo y forma estas contribuciones. Debemos ver qué ha pasado y porqué estos recursos no han sido suficientes”.

La Reforma Hacendaria permitió aumentar los ingresos tributarios y reducir la dependencia de los petroleros. Lo que fue fundamental cuando el precio del petróleo se cayó de 100 dólares por barril a 20, porque si no se hubiera presentado un problema de finanzas públicas. “Sirvió para diversificar los ingresos, sustituir los ingresos petroleros y fortalecer la posición fiscal del gobierno federal para así reducir la deuda”.

Del PVEM, el diputado Carlos Alberto Puente Salas señaló que las presiones al gasto van creciendo, así como los compromisos que se tienen y el pago a las pensiones son mayores; sin embargo, “no podemos descuidar el déficit de las finanzas públicas y, si bien, los balances macroeconómicos mantienen una trayectoria sostenible, nos encontramos en un periodo de transición democrática”.

En ese sentido, preguntó en qué estado se entregan las finanzas públicas a la siguiente administración, “porque se habla mucho y se especula”. Afirmó que con los resultados que entregan al próximo gobierno, “se van a tener muy altas posibilidades de éxito, pues se han sentado las bases y se ha trabajado con responsabilidad”.

Al responder, el funcionario precisó que se está entregando un país con una economía sólida y unas finanzas públicas sanas; con una trayectoria de deuda que esta en una trayectoria descendiente; hay un superávit primario en la cuenta fiscal, lo que permite fortalecer las finanzas; las reservas internacionales junto con la línea de crédito flexible suma 260 mil millones de dólares y “esto más que cubre la deuda pública externa, que son de más de 200 mil millones de dólares”.

Las cuentas externas, afirmó, están solidas por el lado de la balanza de pagos; la Inversión Extranjero Directa es de 1.5 por ciento del PIB, lo que cubre el déficit de la balanza comercial y de la cuenta corriente. Se tiene una económica que crece, finanzas públicas sólidas y un sistema financiero capitalizado, así como fondos de estabilización que permiten que en caso de que se enfrente alguna contingencia se tengan recursos que se puedan utilizar y hacer frente para pagar las necesidades más apremiantes del gobierno federal. Además, la estructura de ingresos esta diversificada y no se depende tanto de la variación de los precios del petróleo.

En su intervención final, el secretario de Hacienda y Crédito Público enfatizó que en un contexto mundial lleno de retos, México hoy transmite certidumbre y estabilidad, atrae inversión y genera empleo y, lo más importante, abre nuevas y más grandes perspectivas de crecimiento.

Reconoció que existen retos y esfuerzos por hacer, pero se lograron políticas económicas responsables, “difíciles, no siempre populares, pero cuyo último propósito fue el velar por las y los mexicanos”.

Sostuvo que en este periodo de transición se busca entregar buenas cuentas y la economía ha crecido 2.5 por ciento anual, más que de lo que ha aumentado en los últimos años y que lleva un crecimiento sostenido de 34 trimestres continuos.

“Queda mucho por alcanzar, pero los logros también hay que reconocerlos y eso pasa por toda la capacidad de todas las expresiones políticas aquí representadas, que sigan sumando lo mejor de sí para encarar la mejor manera los retos y tareas que tiene nuestro país, conservando lo bueno y cambiando lo que se tenga que cambiar”.

Deuda pública y crecimiento económico, entre las principales inquietudes de diputados

En el análisis del Sexto Informe de Gobierno, diputados de Morena, PAN, PRI, PES, PT, MC, PRD y PVEM externaron al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio González Anaya, sus inquietudes sobre el sistema financiero, creación de empleos, precios de gasolinas, crecimiento económico, deuda externa y publica, así como condonaciones fiscales.

En la segunda ronda de preguntas, el diputado de Morena, Benjamín Saúl Huerta Corona, manifestó que el Informe de Gobierno no refleja la realidad económica de las familias mexicanas. “Se necesita no tener vergüenza para presentar un panorama alentador. Con qué cara dice a más de 53 millones de mexicanos en pobreza, y más de nueve millones en carencia extrema, que el gobierno deja finanzas fuertes y sanas”.

Señaló que la actual administración celebra el incremento en la base de contribuyentes; sin embargo, dicho aumento proviene de contribuyentes cautivos o que emigraron del Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos). Al respecto, preguntó: ¿cuál es el número de personas físicas y morales consideradas grandes contribuyentes? ¿Cuál es el capital o el ingreso anual mínimo para ser incluido en ese grupo? y ¿Cuántos son nacionales y cuántas son extranjeras?

El secretario González Anaya explicó que los grandes contribuyentes son aquellos que tienen mayores ingresos, o sea, que facturan más de mil 650 millones de pesos anuales. Existen 8 mil 950 contribuyentes de este tipo, y en los últimos años la carga de los que más tienen ha aumentado.

Sobre las condonaciones, comentó que ascienden a 189 mil millones de pesos (mdp), de 2013 a la fecha, de los cuales 166 mil millones, es decir, más del 88 por ciento, corresponden al programa “Ponte al corriente”, avalado por el Congreso de la Unión. El resto, pertenece a empresas que han llegado a concurso mercantil, o sea, que no pueden pagar, aunque no se les exime en caso de que tengan recursos.

La diputada Patricia Terrazas Baca (PAN) aseguró que el gobierno saliente ha tenido el mayor presupuesto; sin embargo, incrementó la deuda pública, y resaltó “la fallida reforma fiscal recaudatoria que permitió ingresos históricos, pero no sabemos a dónde se fue el dinero, pues no se ve reflejado en la reducción de pobreza, mejores servicios de salud o más y mejores escuelas”.

Precisó que la deuda que dejan “creció en 40 por ciento en términos reales respecto a 2012, y equivale al 45 por ciento del PIB”. Al comienzo del sexenio, la deuda per cápita era de 49 mil pesos, ahora es de 87 mil pesos; no obstante, pidió saber cuánto se ha pagado de ese compromiso monetario y cuánto dejó de crecer el país por el mal gobierno.

El titular de la SHCP sostuvo que la Reforma Hacendaria permitió evitar situaciones complejas y de enormes magnitudes en las finanzas públicas, cuando los precios del petróleo sufrieron una caída del 70 por ciento; además, ha contribuido a disminuir la informalidad y elevar la carga a las empresas.

Respecto a la deuda pública, dijo que lo relevante es comparar su tamaño con el de la economía, ya que así es posible medir la capacidad de pago del gobierno. “Hay mejoría en todos los indicadores, algo que no ocurría hace mucho tiempo. La deuda, como porcentaje de la economía, ha bajado de 49 a 45 por ciento”. Agregó que se ha tenido un superávit primario en los últimos dos años, lo que ha permitido reducir la carga de la deuda.

Pedro Pablo Treviño Villarreal, diputado del PRI, comentó que en el 2013 el costo financiero de la deuda fue aproximadamente de 300 mil millones de pesos, y el presupuesto está aprobado para poder hacer pagos hasta de 650 mil millones de pesos; por ello, apuntó, es necesario saber por qué se ha incrementado el costo de la deuda, cuáles son los principales elementos que explican este aumento y si el costo financiero de la misma está fuera de control.

De la misma bancada, el diputado Enrique Ochoa Reza señaló que la deuda pública ahora representa cerca del 45 por ciento del PIB, la gran parte de ella es a largo plazo y a tasa fija, cuando hace algunas décadas representaba más del 100 por ciento del PIB y era mayoritariamente de corto plazo y a tasas variables. “Estos cambios en el monto de la deuda, en su tasa de interés y en su plazo son muy significativos para el bienestar de México y esto se refleja en un manejable costo financiero de la deuda”.

En respuesta, el secretario de Hacienda dijo que el costo financiero de la deuda “son los intereses que debemos pagar cada año” y ha aumentado porque se ha movido el tipo de cambio e incrementado las tasas de interés en México y en el mundo. Añadió que hay varias atenuantes que han permitido que este gasto se mantenga bajo control: que el 77 por ciento de la deuda está en pesos y el 81 por ciento de los valores gubernamentales está a tasa fija y un porcentaje grande son a largo plazo.

Indicó que la deuda del país está en una trayectoria sostenible y en un nivel razonable. En el tema del costo financiero, para México, es de 2.8 por ciento del PIB, mientras que para Brasil es de 6, la India de 5 y el promedio de Latinoamérica es de 4. “Este costo también está en niveles razonables y este manejo prudente nos ha permitido que la deuda mexicana hoy tenga las calificaciones más altas de la historia y en perspectivas estables”.

Por el PES, el diputado Miguel Acundo González comentó que para poder fortalecer de manera sólida las finanzas públicas de las entidades y municipios es necesario que reciban los recursos necesarios para financiar su desarrollo; también, incrementar las participaciones que reciben los gobiernos locales y asegurar que no se vean afectadas ante recesiones o crisis económicas. “En la propuesta de Presupuesto que se va a presentar, consideren beneficiar a los campesinos más pobres de este país”.

Recordó que el gobierno federal ha señalado que uno de los ejes sobre los que se planteó la reforma hacendaria fue la revisión del marco del federalismo para fortalecer las finanzas públicas de las entidades federativas y de los municipios. Sin embargo, dijo, parece ser que esa meta no se logró. “No se observan finanzas públicas más fuertes en los estados, mucho menos en los municipios”.

José Antonio González Anaya señaló que los recursos, a través de las aportaciones, sobre todo de educación y salud, se han aumentado de manera importante. “Se incrementaron en el 2012 de 501 mil millones a 662 mil millones de pesos”.

Indicó que en 2012 el Fondo General de Participaciones era de 494 mil millones de pesos; sin embargo, precisó, se está estimando que para este año cierre en 847 mil millones de pesos. Esto es un crecimiento muy importante de casi el 50 por ciento alrededor de las participaciones. Respecto a las peticiones presupuestales, aclaró que “esta administración no envía el presupuesto al Congreso de la Unión, lo hace la siguiente administración, pero compartimos las necesidades y las preocupaciones”.

Gerardo Fernández Noroña, diputado del PT, resaltó que de la deuda externa se dicen muchas cifras, pero no que aumentó 44.20 por ciento en este sexenio, por lo que cuestionó cuál es la cifra exacta. Cuestionó que señalara como un éxito que se haya aumentado en 30 millones el número de contribuyentes, pero se les ha perdonado seis mil 982 mdp a personas morales. “¿Por qué no metieron a los 50 contribuyentes que concentran 500 millones dólares o más y, particularmente, a los 16 que concentran 143 mil millones de dólares?”.

Preguntó: ¿dónde están las 10 mil viviendas que dice el secretario de Desarrollo Social que se han construido para los damnificados?, ¿cuánto dinero ingresó de apoyo a los damnificados del sismo?, ¿cuánto fue nacional, del Fonden, y en qué lugares ha sido entregado?, “porque hasta hoy yo sé que no se ha entregado una sola vivienda”.

El titular de la SHCP señaló que en el tema de la reconstrucción se ha estimado un costo, con cargo al sector público, de 38 mil mdp; de los cuales, 30 mil mdp son a cargo del Fonden y 8 mil 400 mdp de las aportaciones estatales. Mencionó que el sector asegurador estimó daños por 52 mil mdp, de los cuales casi 20 fueron a infraestructura pública y 32 mil a infraestructura privada. Precisó se entregaron poco más de 166 mil tarjetas con apoyos para reconstruir la vivienda con daños parciales y totales; de daño total fueron 120 mil mdp, y parcial, 15 mil mdp.

Sobre la deuda total del sector público, señaló que son 45 puntos del PIB, “esto equivale a 10.2 millones de millones de pesos, de los cuales 3.7 son deuda externa y 6.5, interna”. Este incremento está en una trayectoria de disminución como porcentaje del PIB; advirtió que va a existir un aumento en la deuda durante esta administración, la cual se explica por el tipo de cambio que se movió y eso afecta a la deuda externa, porque se reconocieron los pasivos de pensiones de Pemex y CFE y por inversión.

Detalló que las contribuciones que han hecho las empresas más grandes que se tienen catalogadas y que facturan más de cien millones de pesos, contribuyen con más del 90 por ciento y este porcentaje ha aumentado del 87 al 91. Respecto a las condonaciones por 189 mil mdp, 166 mil mdp, la mayor parte corresponden al programa “Ponte al corriente”.

La diputada Martha Angélica Tagle Martínez (MC) afirmó que el Ramo 23 es el más opaco que existe en esta administración y no hay reglas claras para su uso, por lo que cuestionó sobre la discrecionalidad que ejerce la Secretaría de Hacienda en el gasto público. “No podemos subestimar el uso político de los mismos”, ya que gran parte de los ingresos excedentes se gastan a través de fondos que integran dicho Ramo.

Inquirió qué ha hecho su dependencia sobre el requerimiento que realizó de manera urgente la Subsecretaría de Derechos Humanos, de la Secretaría de Gobernación, el pasado 10 de septiembre, respecto al mecanismo de protección para personas defensoras de derechos humanos y periodistas, en la cual solicitó la ampliación por un monto de 126 millones de pesos, con el fin de poder hacer frente a las erogaciones de los meses de octubre de 2018 a 2019.

El secretario de Hacienda dijo que sobre el requerimiento que hizo la Secretaría de Gobernación, estos recursos se atienden directamente a través de un fideicomiso, el cual tiene suficiencia presupuestaria y, a través de las reglas que se han puesto, se van a ejercer estos recursos, por lo que afirmó que sí existen los fondos disponibles para atenderlo.

Respecto al Ramo 23, señaló que tiene reglas claras de cómo se maneja y entre sus propósitos está el subsidio a las tarifas eléctricas de uso doméstico y los recursos que se dedican al Fondo de Estabilización, “y esos se llevan la mayor parte de los recursos del Ramo”. Indicó que para las partes de los apoyos que existen alrededor de las entidades, tienen reglas que deben cumplir al cien por ciento con la emisión de los lineamientos para los recursos, aprobados por la Cámara y cada año la Auditoría Superior de la Federación y los órganos internos de control los fiscalizan.

Por el PRD, el diputado Antonio Ortega Martínez preguntó si este es el sexenio que destruyó a la clase media mexicana, pues cifras indican que el 65 por ciento de las empresas no sobrevienen más cinco años a partir de su creación y los empleos de buena calidad se perdieron, principalmente los de más de ocho salarios mínimos y se remplazaron por otros de menor calidad. “Cada vez hay más personas que ganan menos y menos que gana más, y así se destruyó el ingreso típico de la clase media que se ubica entre los 50 y 25 mil pesos mensuales”.

Pidió conocer la opinión de la SHCP sobre la propuesta de campaña del Presidente electo de reducir en la franja fronteriza del norte el IVA e ISR, pues son 104 mil millones de pesos que se tendrán que descontar de los ingresos fiscales, más 46 mil de la condonación del pago de energía eléctrica en el sur; se habla de un boquete de casi 200 mil millones de pesos. Inquirió sobre la contradicción principal que se ha identificado entre los equipos de transición y si la declaración de recibir un país en bancarrota las exhibe.

Al responder, González Anaya subrayó que el empleo formal ha crecido 4 por ciento anual en toda la administración. Añadió que una persona que tiene un empleo formal y está asegurada en el Seguro Social, tiene acceso a una pensión, a la salud, posee un seguro de accidentes de trabajo y acceso a servicios que en muchos casos son fundamentales como son las guarderías.

Este incremento de 3.8 millones de trabajadores al Seguro Social, dijo, permite ver de manera alentadora que los salarios se recuperan de manera gradual. Además, hay una caída en la pobreza extrema de 9.8 por ciento a 7.6 por ciento; los índices de carencias de educación se han reducido de 19 a 17 por ciento y en salud, de 21 a 15 por ciento. “Sí ha habido avances, sí han sido importantes pero seguimos teniendo retos hacia adelante”.

El diputado del PVEM, Arturo Escobar y Vega, señaló que el sistema financiero esta sólido y tiene presencia; no obstante, tiene retos. “Hoy los grandes actores financieros de este país internacionales, reconocen los niveles de resultados que están dejando a nivel macroeconómico; estoy convencido de que se deje una buena plataforma para el gobierno entrante y continuar con los enormes retos que sí tenemos”.

Sostuvo que el rostro de un país que va en vías de ser una economía de avanzada, es su clase media y la cara en que esta se va estableciendo, creciendo y ampliando sus oportunidades es la forma en que se bancarice y tenga acceso al sistema financiero. “Felicito los niveles que está dejando al Sistema Financiero y la forma en que se ha bancarizado a las finanzas públicas, pero más importante es el acceso que los mexicanos tienen hoy a un sistema robusto y permite el acceso al crédito”.

El funcionario expresó que el sector financiero ha crecido y contribuido al financiamiento de proyectos productivos, de infraestructura, de vivienda y créditos personales para todos los ciudadanos. El crédito ha crecido desde 2012 en todos los rubros: para las empresas aumentó en 57 por ciento; para la vivienda, en 29 por ciento; consumo, 25 por ciento, y las tasas de interés de los créditos han bajado: de los personales en 13 puntos, en consumo, 3, y para hipoteca en un punto.

Además, las familias con mejores condiciones de hipotecas han aumentado 27 veces. Los créditos refinanciados de hipotecas pasaron de 2 mil 700 a 77 mil. El ahorro interno aumentó de 58 a 66 por ciento del PIB. El índice de morosidad ha bajado del 2013, de 3.4 por ciento a 2.2 por ciento. La capitalización del sistema bancario se ha incrementado hasta 15.9. El ranking del sistema financiero del 2012 a la fecha pasó del número 63 al número 36, de acuerdo con el Foro Económico Mundial, y del 40 al sexto, conforme al Banco Mundial.

Al iniciar la comparecencia, el funcionario de la SHCP aseguró que la administración que tomará el rumbo de México, a partir del primero de diciembre, heredará una economía resiliente y en crecimiento, que ha reaccionado en forma correcta ante los choques del exterior y tiene una estabilidad bien cimentada en finanzas públicas sanas.

Legisladores de todos los grupos parlamentarios cuestionaron al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, sobre actos de corrupción en la actual administración, destino de recursos, transparencia del gasto, crecimiento de la deuda y evasión fiscal.

Afirmó que en los últimos seis años México enfrentó un complejo entorno global que pudo haber impactado profundamente en la economía familiar, si no se hubieran manejado las finanzas públicas de manera “prudente y responsable”.

México tomó decisiones difíciles, no siempre populares pero sí responsables y necesarias. A pesar de tener un entorno adverso, el país siguió creciendo y generando más empleos, debido a las reformas estructurales, aprobadas por el consenso y trabajo conjunto entre el Ejecutivo y el Congreso de la Unión, y al buen manejo macroeconómico.

La diputada Sandra Paola González Castañeda (Morena) afirmó que la corrupción, en todas sus manifestaciones, es el principal cáncer que azota al país. Calificó de indignante la complicidad, negligencia e impunidad que emerge desde los actores públicos; por ello, pidió saber las medidas legales que la SHCP ha aplicado en contra de funcionarios de alto nivel que han ocasionado daño al dinero del Estado.

Agregó que la evasión fiscal cuesta al país 5 por ciento del PIB, la recaudación por ISR va a la baja desde 2015, y al final de 2017 se detectaron 70 mil empresas fantasma que han fracturado más de 900 mil mdp. Además, se estima que “el 70 por ciento de usuarios de comprobantes fiscales apócrifos pertenecen al sector público, lo que deja al desnudo la corrupción en el gobierno”.

El secretario González Anaya respondió que la dependencia a su cargo ha actuado al proveer información fiscal y sobre el manejo de recursos en varios casos de funcionarios públicos; además, se han hecho denuncias ante la PGR, institución encargada de la procuración de justicia.

Asimismo, coincidió en que la recaudación es difícil pero constantemente mejora, pues aunque se tienen retos, también hay datos alentadores. “Después de la Reforma Hacendaria aumentó respecto al PIB, de 2.4 a 3.6 por ciento en cuanto a empresas, y de 2.6 a 3.5 en personas físicas”. Añadió que, por el contrario, la evasión ha bajado; de 2012 a la fecha, de 40 a 19 por ciento por ISR; del 39 a 16 por ciento, por concepto de IVA, y de 21 a 8 puntos porcentuales, respecto al IEPS.

El diputado del PAN, Miguel Alonso Riggs Baeza, señaló que la actual administración usó de manera discrecional los recursos presupuestales avalados por los legisladores. “Es el gobierno más corrupto e ineficiente que ha tenido México; en 2017 se gastaron 400 mil millones de pesos (mdp) más de lo aprobado, o sea, más de mil mdp diarios”.

Manifestó que se manipuló el gasto a su arbitrio para decidir qué programas y proyectos impulsar; además, incurrieron en subejercicios, a fin de destinar el dinero a otros intereses. Pidió saber la razón por la que la SHCP decidió otorgar a Chihuahua sólo 61 mdp del Ramo 23, mientras que a otras entidades se les dio mil 23 mdp por el mismo concepto.

En respuesta, el titular de la SHCP explicó que el ejercicio del presupuesto se realizó en estricto apego a la Ley Federal en la materia, y aseguró que, en ocasiones, el gasto se hace por encima de lo aprobado por la Cámara de Diputados. Agregó que los ingresos excedentes de las distintas entidades, se quedan ahí mismo y otros montos tienen destino específico, pero todo de acuerdo a la ley.

Detalló que hay ingresos petroleros y tributarios llamados generales y se dirigen a gasto no programable y a aumentar las participaciones estatales, las cuales han aumentado de forma considerable, pues al principio de la administración se tenía un fondo de 494 mil mdp, mientras que hoy es de 800 mil mdp.

El diputado Fernando Galindo Favela (PRI) cuestionó sobre ¿qué medidas ha tomado la Secretaría de Hacienda para abrir la información pública a la ciudadanía y cuál ha sido su alcance, qué otra información ofrece su institución a través de sus herramientas de transparencia adicional a la evolución del gasto y cómo pueden los ciudadanos tener elementos para evaluar los programas de gobierno?

Por su parte, la diputada Martha Hortencia Garay Cadena, de la misma bancada, señaló que se ha dado cumplimiento a la normatividad vigente en cuestión de transparencia y rendición de cuentas, y se generó un sistema que proporciona mejor información a los mexicanos, de manera más clara y sencilla, donde pueden participar y contribuir activamente en la toma de decisiones.

El secretario José Antonio González Anaya comentó que en el 2012 solo existía una sola plataforma con el avance trimestral del presupuesto y en datos abiertos solo se reportaba lo de la cuenta pública y existía una guía para explicar el tema. Por ello, se han abierto ocho nuevas plataformas para poder monitorear el presupuesto y el desempeño de los programas.

Asimismo, el seguimiento al Plan Nacional de Desarrollo, el gasto federalizado, la infraestructura educativa, Fuerza México, las contrataciones abiertas, y tener el tema de datos abiertos que nos permite ver el avance trimestral del presupuesto, el sistema de evaluación de desempeño, el avance físico, las licitaciones, incluso los préstamos internacionales. También que se aumenten las visitas al portal presupuestario; “en lo que va de 2018 van más de un millón, lo que permite que los ciudadanos puedan consultar y estar consultando una serie de datos que antes no podían”.

La diputada Adriana Paulina Teissier Zavala (PES) indicó que la crisis económica global de 2008 provocó una caída considerable en el monto de las participaciones federales; por ende, estados y municipios recurrieron a opciones de financiamiento distintos, incrementando el nivel de su deuda, y en la mayoría de los casos esos recursos adicionales no se destinaron a inversión pública productiva.

Dijo que de 2012 al día de hoy la deuda subnacional ha crecido en 32 por ciento y el saldo de financiamientos de entidades federativas y municipios es de 570 mil millones de pesos. Por ello cuestionó “¿hasta qué punto la deuda de los estados debería ser una preocupación, si representa un foco de alerta como riesgo macroeconómico para las finanzas del país y qué medidas se han tomado para prevenir un manejo irresponsable de la deuda en entidades y su municipios?”

José Antonio González Anaya señaló que la Ley de Disciplina de las Entidades Federativas y de los Municipios, aprobada por el Congreso de la Unión en el 2016, ha fortalecido el manejo responsable de la deuda y la subnacional como porcentaje del PIB ha disminuido en los últimos tiempos de un 3.1 por ciento a 2.6.

Mientras, la deuda estatal fue de 90 por ciento de las participaciones; este porcentaje ha decaído a 71 por ciento, por ello es importante mantener vigilancia de este tema, porque anteriormente hubo un incremento importante en esta deuda.

Del PT, el diputado Alfredo Femat Bañuelos expresó su preocupación por la situación que viven 10 universidades públicas en el país. Mencionó que la de Morelos lleva ya 14 días en huelga y próximamente la de Michoacán estará en la misma situación. “Estamos preocupados porque no queremos llegar al día 30 de noviembre con una situación donde 10 universidades estén en huelga y más de 600 mil universitarios en la calle”.

“Ahora que usted habla de que la economía está bien y de que hay finanzas sanas, ¿qué certeza tenemos hoy los cerca de 600 mil universitarios de estas 10 universidades de que va a haber respuesta para terminar el año? Estimó que ya no se tiene tiempo con este gobierno para debatir el problema de fondo, pero es necesario que el tema de la educación superior sea parte de la agenda nacional”.

El secretario de Hacienda y Crédito Público reconoció que es un tema complejo y un problema que debe enfrentarse conjuntamente con la Secretaría de Educación Pública, los gobiernos de los estados y la SHCP; confirmó que ya se ha iniciado el diálogo. Subrayó que en algunos casos, los gobiernos no han puesto lo que les corresponde, en otros, se han incrementado las plantillas y las prestaciones más allá de la suficiencia presupuestaria.

Mencionó que en cuanto al apoyo a las universidades, el gobierno federal lo realiza principalmente a través de dos programas de dos subsidios. En el 2018, éstos sumaron 153 mil mdp; 81 mil mdp para las instituciones federales como la UNAM, IPN, UAM, y 66 mil mdp para universidades estatales. Este monto aumentó en los últimos años, de 47 mil mdp a 66 mil mdp, es decir, poco más del 40 por ciento.

La diputada Fabiola Loya Hernández (MC) señaló que actualmente, a nivel federal, no se sabe cuántos fideicomisos públicos existen, cuál es el monto del recurso que disponen y quiénes son los beneficiarios. Refirió que según la Auditoría Superior de la Federación, los fideicomisos públicos no cumplen con las obligaciones de transparencia, no definen el objetivo, no cuentan con indicadores para la evaluación de su desempeño y no permiten identificar a la población atendida.

Enfatizó que la operación de los fideicomisos constituye una caja negra, “pues menos del 10 por ciento cuenta con controles de vigilancia, por lo que más del 90 de ellos son creados mediante contratos privados que impiden el seguimiento del manejo de los recursos públicos y el acceso a la información”. Por ello, cuestionó a cuánto asciende el monto total de recursos públicos depositados en los fideicomisos federales, qué monto ejercieron en 2017 y qué instancia los supervisa, audita y vigila el cumplimiento de sus obligaciones de transparencia.

El funcionario señaló que el propósito fundamental de los fideicomisos es permitir tener dinero de un ejercicio fiscal al siguiente, dedicarles los recursos y que se ejerzan de manera ordenada. Precisó que al 30 de junio, en el segundo informe trimestral, se reportan 338 fideicomisos, que tienen 731 mil millones de pesos, sin estructura orgánica a cargo de las dependencias y entidades.

Indicó que entre los cinco fideicomisos más grandes están el Fondo de Estabilización de Egresos Presupuestarios, el Seguro Popular y el Fondo de Estabilización de las Entidades, los cuales poseen el 70 por ciento de los recursos. Cada fondo tiene procedimientos y reglas muy claras de ejercicio y los contratos son públicos.

Del PRD, el diputado Raymundo García Gutiérrez señaló que se deben implementar medidas para que las micro, pequeñas y medianas empresas puedan subsistir y crecer; recordó que la Reforma Hacendaria buscaba el crecimiento económico y quienes más ganaran más contribuyeran; sin embargo, no se ha logrado y ha generado un déficit para las Pymes, “pues los únicos beneficiarios han sido los grandes monopolios, quienes en muchos casos han logrado evadir sus obligaciones fiscales”. Por ello, inquirió, “¿cuál ha sido la razón de que a cinco años de la implementación de la reforma sólo se ha beneficiado a las grandes empresas sobre el pequeño contribuyente?”

Preguntó la razón del aumento en el costo de peaje en las carreteras y el destino de ese excedente. Además, externó su preocupación por la práctica del outsourcing, pues sólo ha dañado al sector trabajador, dejándolo sin prestaciones; mencionó que miles de empresas se dedican a dar servicios de tercerización, cuando sólo 16 están dadas de alta ante la Asociación de Empresas de Capital Humano. En ese sentido, cuestionó las medidas que tomó la secretaría para combatir la evasión fiscal de las empresas que prestan el servicio outsourcing.

En su respuesta, González Anaya puntualizó que las empresas más grandes hoy contribuyen con el 91 por ciento del ISR empresarial, con lo cual sí se ha logrado aumentar de manera importante la recaudación a estas compañías. Sobre las tarifas en las carreteras, se trata de una actualización del 5.5 por ciento en promedio, para reducir el rezago y se buscó modificarlas por inflación y mantenerlas en términos reales; la tarifa de la red concesionaria, es la más baja del país con 1.56 pesos por kilómetro y la promedio nacional, es de 1.85.

Sobre los esquemas de outsourcing, afirmó que son nocivos y dañan a la recaudación, a las personas y a los trabajadores. Se ha buscado combatirlos, publicando más de 32 empresas, casi 500 auditorías y se han recaudado 1.2 miles de millones de pesos. Además, se detectó a 15 mil personas que han recibido ingresos por asimilados a salarios mayores a 3 millones de pesos y cuyos retenedores no enteraron los impuestos. En ese sentido, el SAT ha presentado 30 denuncias ante la PGR.

Marco Antonio Gómez Alcantar, diputado del PVEM, expresó su preocupación por los niveles de deuda que tiene el país, y dijo que de acuerdo a diversos medios de comunicación, la deuda durante esta administración se ha duplicado, incrementándose cerca de 4 billones de pesos; preguntó, ¿cuál es la verdadera situación de la deuda en el país y qué indicadores son muestra de que no está fuera de control?

Mencionó que naciones como Japón, Francia y Estados Unidos, así como otras economías desarrolladas tienen deudas cercanas o superiores al cien por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), lo que genera incertidumbre respecto a la estabilidad macroeconómica. “Nos preocupamos y mantenemos informados acerca del manejo de la deuda pública y la solidez de las finanzas pública, y reiteramos nuestro compromiso de mantener finanzas pública sanas en el país”.

El titular de la SHCP señaló que la deuda está en trayectoria descendiente, tiene niveles sostenibles y razonables, y si se compara, es más baja que la de China, Sudáfrica, India o Reino Unido; es la mitad de la que tiene España y Estados Unidos, y la cuarta parte de la de Japón. Además, su calidad es buena, pues la mayor parte, es decir, el 76 por ciento es moneda nacional, el vencimiento es de más de 8 años y la mayor parte está en tasa fija.

Destacó que esta situación ha permitido que las tres calificadoras más importantes del mundo le den a México la más alta calificación que ha tenido el país de su deuda en la historia, y recalcó que a la mitad del sexenio se estuvo con una perspectiva negativa; sin embargo, por las medidas tomadas, se observa estable. Añadió que la deuda asciende a 10.2 millones de millones de pesos y se espera cierre con el equivalente a 45 por ciento del PIB. “Es una deuda razonable y con una trayectoria sostenible hacia adelante”.

Al iniciar su intervención, el secretario de Hacienda y Crédito Público afirmó que “hoy nuestra estabilidad está anclada en políticas fiscales responsables, y porque en cada decisión siempre se tuvo presente el compromiso de preservarla”. El compromiso fue realizar un proceso gradual de consolidación fiscal que no afectara la macroeconomía o comprometiera el presupuesto destinado a combatir la pobreza.

Las condiciones macroeconómicas dan certidumbre dentro y fuera del país y se “salvaguardan los ahorros y se ofrecen espacios para la inversión”.

Aseveró que el nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, actualiza mucho temas y “da certidumbre a exportadores” que cuentan con un mercado donde pueden vender sus productos, y a los consumidores que tienen acceso a bienes a menores precios, “a los inversionistas de que en México hay condiciones para elevar las inversiones”, fundamentales para el crecimiento y generación de empleos.

“Entregaremos una economía que brinda mayores espacios para la inversión, alcanzando casi 200 mil millones de dólares (mmdd) de inversión extranjera directa en los últimos seis años, cifras sin precedentes que cubren por completo la cuenta corriente”, aseguró el funcionario federal.

Precisó que las reservas internacionales, junto con la línea de crédito flexible superan los 260 mil millones de dólares, que cubre toda la deuda pública; un fondo de estabilización que acumula más de 250 mil millones de pesos y supera uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Aseguró que el sector financiero está bien capitalizado con niveles de 15 por ciento, muy por encima del estándar internacional.

González Anaya sostuvo que “reconociendo los retos, la economía es fuerte y sus finanzas públicas son sanas. Entregaremos buenas cuentas y bien las cuentas”.

Afirmó que “en este proceso de transición la economía del país se encuentra sólida”, gracias al trabajo conjunto entre Poderes, ya que la pluralidad de ideas nunca fue un obstáculo para alcanzar los mejores acuerdos para el presente y futuro de la nación.

“Entregaremos un país con las mejores calificaciones crediticias en la historia y con perspectivas estables, de acuerdo a las tres calificadoras más importantes del mundo”.

La economía ha crecido en promedio 2.5 por ciento anual y ha alcanzado un record de 34 trimestres consecutivos de crecimiento sostenido; un mercado laboral que genera más de un empleo formal por minuto, acumulando casi 3.8 millones de plazas más que lo logrado en los dos sexenios anteriores en su conjunto.

México, aseguró, es una potencia exportadora en ascenso, cuyos productos se aprecian más y requieren en los mercados internacionales, con un sinónimo de calidad y competitividad.

Indicó que el país tiene grandes retos y que es inadmisible que el género determine el salario, que el lugar en donde se nace limite la asistencia a la escuela o no, que el dinero que se tenga defina si se tiene acceso a servicios de salud o no. “Tenemos que seguir trabajando para impulsar grandes acciones que permitan cerrar cada una de estas diferencias para que en México el bienestar sea por todos compartido”.

Respecto a la pobreza, el porcentaje de la población que tiene carencias sociales se encuentra en mínimos históricos, se le ha ganado terreno a la pobreza extrema, disminuyéndola de 9.8 a 7.6 por ciento, equivalente a que 2 millones de mexicanos abandonaran esta penosa situación.

“No hay duda, queda mucho por hacer en materia de pobreza. Tenemos que seguir trabajando en erradicarla. Sin embargo, estos resultados son alentadores y apuntan en la dirección correcta”.

El titular de la SHCP afirmó que siempre se protegió el gasto social para que ningún beneficiario de algún padrón se afectara y que los recursos se focalizaran en los programas que han demostrado su contribución para disminuir la pobreza.

México es de los pocos países del G-20 y de América Latina que logró alcanzar un superávit primario y tiene una trayectoria de deuda decreciente como porcentaje del PIB, logrado a través de la reforma fiscal que fortaleció y diversificó las fuentes de ingresos para hacernos menos vulnerables a caídas de los precios internacionales del petróleo.

A principios del sexenio por cada 100 pesos de ingresos públicos, 39 venían del petróleo. Hoy los ingresos tienen origen en fuentes más estables, ya que por cada 100 pesos sólo 17 provienen del crudo, refirió.

“La presencia del secretario de Hacienda en San Lázaro tiene un enorme significado porque cierra una etapa que representa el ocaso de una forma de dirigir la economía del país.”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Reporte Legislativo, Senado de la República: Miércoles 31 de agosto de 2016
NOTICIAS

REPORTE LEGISLATIVO, SENADO DE LA REPÚBLICA: MIÉRCOLES 31 DE AGOSTO DE 2016

Photo VER FOTOGALERÍA