NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

MOVILIDAD INTERNACIONAL, SOLO EN 1% DE ESTUDIANTES MEXICANOS

Movilidad internacional, solo en 1% de estudiantes mexicanos
FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
Los obstáculos de la internacionalización superior en México y América Latina recaen principalmente en la heterogeneidad del sistema de educación, indican especialistas
28.06.2018 12.00 AM

La movilidad internacional es fundamental porque enriquece la visión de los estudiantes, fortalece el intercambio de ideas y no solo de conocimientos sino de visiones y culturas. No obstante, menos de uno por ciento de estudiantes en México se movilizan a otros países, reveló Alfredo Camahji Samra, asesor del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

Si bien en los últimos años se han creado políticas para incrementar la movilidad, estos no han sido suficientes y una gran parte de quienes financian los intercambios son las propias familias, reconoció.

Los obstáculos de la internacionalización superior en México y América Latina recaen principalmente en la heterogeneidad del sistema de educación superior.

“Por un lado tenemos macro universidades como la UNAM, el IPN o la Universidad Veracruzana y por otro a las tecnológicas que albergan a mil 500 alumnos, lo cual dificulta el intercambio. Una solución propuesta por la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL) es que se reúna a las más equivalentes para realizar intercambios para garantizar el reconocimiento de los estudios”, dijo Camahji Samra.

Así mismo, resaltó el fenómeno de las universidades brasileñas, que unificaron un plan de acción para trascender la representación gubernamental. “Es muy común en toda América Latina y el Caribe ver una relación entre la postura de izquierda o derecha de los gobiernos en turno y la orientación de las universidades, por lo que México podría crear su propio plan de acción unificado”.

El también economista planteó: “la construcción de una sociedad digital como en la que estamos inmersos demanda el liderazgo de las universidades frente a los fenómenos sociales, por lo que resulta crucial la creación de consorcios. Necesitamos aprender a compartir los conocimientos y la infraestructura, de modo que haya más vinculación con los actores que están al centro de los cambios tecnológicos y sociales”.

Frente a este panorama, se celebró el foro Hacia una internacionalización endógena de la educación superior: Los temas de la agenda, donde otros investigadores como la doctora Sylvie Didou del Centro de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional señaló la pertinencia de que México haga su propio plan de acción regional “encaminado a las necesidades y objetivos de las universidades ya que no todas las instituciones de educación superior pueden ser especialistas en todo”, dijo Camahji.

Andrea Aluja Schunemann, coordinador general de cooperación e internacionalización de la Universidad Autónoma de Yucatán, criticó que en un acto masivo como la Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y el Caribe, CRES 2018, que tuvo inscritos a más de 10 mil participantes y donde se recordó el centenario del movimiento estudiantil que condujo a la Reforma universitaria de Córdoba, en 1918, “debió existir un espacio para los estudiantes”.

Empero, destacó la relevancia de lograr un compromiso por parte de los gobiernos de América Latina y el Caribe con el fin de impulsar una política muy clara para el financiamiento de la educación superior.

El investigador abordó también el tema de la evaluación y la acreditación de la educación superior, porque las acreditaciones “se han vuelto un negocio” por lo que es necesario establecer reglas claras y “continuar con las evaluaciones, pero los sistemas tienen que cambiar” y la CRES puede hacer un esfuerzo en ese sentido.

Además, sugirió voltear la mirada hacia el sur en materia de internacionalización y no descartó la posibilidad de explotar otras formas de movilidad virtual.

En este sentido, Óscar Comas Rodríguez, coordinador general de Información Institucional de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), opinó que el desafío de la internacionalización de las universidades latinoamericanas en cuanto a la formación de redes de conocimientos es responder a las nuevas dinámicas, mediante la utilización de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) que redefinan la vida e incluso las relaciones personales.

Al impartir la conferencia La UAM en su internacionalización de los programas de posgrado. Retos y desafíos explicó que la educación exige progresivamente un mayor uso de conocimientos aplicados, habilidades de comunicación más complejas, capacidades de matemáticas básicas y pensamiento experto y sistémico, lo cual motiva a una readaptación de los espacios institucionales para la producción de ciencia, aunado al influjo de la globalización.

Puntualizó que la privatización, la diversificación institucional y el crecimiento de las restricciones del financiamiento público de acuerdo con el desempeño de sus funciones sustantivas constituyen algunos de los retos pendientes.

La meta actual consiste en no quedarse atrás, ya que no debemos quedar excluidos de los procesos de internacionalización, sino que debe aplicarse un esfuerzo sostenido para responder positivamente a la globalización de las sociedades, la economía, el trabajo y el mercado”, dijo.

También sugirió incrementar esfuerzos de colaboración con colegas en el exterior, la movilidad física para realizar estudios, carreras de doble titulación, dar apertura a la movilidad laboral más allá de las fronteras nacionales, promover clases en otras lenguas, es decir, “la internacionalización es la forma como un país responde proactivamente a las repercusiones de la globalización, un fenómeno considerado como un catalizador”.

En su intervención, la doctora Sylvie Didou Aupetit, académica del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional, lamentó que en las universidades mexicanas no exista una gestión integral que cubra la acción de la toma de decisiones de los rectores, la visión que poseen los académicos y científicos, junto con el quehacer de las oficinas encargadas de las relaciones internacionales.

Al impartir la conferencia Gobernanza institucional y gestión de los asuntos internacionales, indicó que si bien existen muchas acciones dirigidas a impulsar la movilidad tanto de alumnos como de docentes, el proceso se ve obstaculizado debido al establecimiento de un marco que limita, por ejemplo, el número de días que un profesor puede dedicar a su trabajo en el extranjero, así sugirió comenzar a hacer adecuaciones a las políticas institucionales fijadas para estos propósitos.

De igual forma recomendó que se promuevan vinculaciones interinstitucionales con centros educativos que posean similares perfiles de investigación, con el fin de que ambos consoliden sus fortalezas y mejoren los procesos de enseñanza, y llamó a buscar nuevas modalidades de cooperación con Asia y África, no sólo en Latinoamérica, concebida como la proyección natural de las casas de estudio en el país.

Las instituciones de educación superior deben encaminarse con urgencia hacia procesos de internacionalización endógena basados en proyectos acordes con las propias necesidades de desarrollo, sostuvo la coordinadora de la Red sobre Internacionalización y Movilidades académicas (RIMAC).

Las casas de estudio han respondido con gran entusiasmo a las políticas públicas en favor de esa opción académica, pero centradas en la movilidad, dijo al participar en el foroHacia una internacionalización endógena de la educación superior: los temas de la agenda, en la Rectoría General de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Aún falta por determinar en qué medida la internacionalización es no sólo un fenómeno medido por el número de alumnos, sino un instrumento para mejorar la posición social y la calidad de la enseñanza y la investigación en cada universidad, en función de su perfil”, dijo la profesora del Departamento de investigaciones educativas del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav).

Una escuela podría decidir que su proceso en la materia para los próximos cinco o diez años sea construir redes de investigación porque ese es su fuerte y que eso sea el eje de su proyecto, pero no se podría realizar esta forma de vinculación en paralelo, sino que se requieren proyectos diferenciadores en función de las instituciones de internacionalización y “esto abre todo un campo de reflexiones”.

Durante la mesa moderada por la doctora Francoise Brouzes, encargada del Proyecto MUFRAMEX, Francia, el doctor Pablo Henri Ramírez, coordinador de internacionalización UDUAL-Red sobre Internacionalización y Movilidades Académicas y Científicas (RIMAC), explicó que el aumento de la matrícula universitaria y de opciones educativas ha hecho necesaria la búsqueda de mecanismos que ayuden a los usuarios a conocer cuáles son los mejores programas de calidad.

En su ponencia Acreditación internacional de la calidad en la educación superior: pendientes y proyectos informó que en México se contabilizaban en 1950 un total de 75 universidades, mientras que en 2017 se reportaron alrededor de seis mil 878 instituciones de educación superior de tipo privadas, públicas y técnicas, por lo que se busca contar con herramientas de control a partir de criterios de evaluación estandarizados.

No obstante, apuntó que instancias como el Consejo Superior Centroamericano (CSUCA) no cuentan con políticas nacionales que permitan el desarrollo de acreditaciones acordes con las necesidades de los países de América Latina y El Caribe.

Además agregó que no existe confianza entre las universidades de la región por lo que resta crear un lenguaje común, conceptos y categorías ligados a temas de aseguramiento de la calidad de la enseñanza superior y la búsqueda de soluciones comunes.

Al inaugurar el foro el doctor Eduardo Peñalosa Castro, rector general de la UAM, afirmó que el cumplimiento de los objetivos de la Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina y el Caribe 2018, en términos de garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, requiere de estrategias integrales y transversales a las políticas de desarrollo institucional con una perspectiva endógena, acorde con la realidad y la capacidad de cada país, pero también con una perspectiva latinoamericana.

De acuerdo con la declaración alcanzada en la conferencia realizada hace unas semanas en Córdoba Argentina, la internacionalización favorece la formación de profesionales respetuosos de la diversidad cultural, comprometidos con el entendimiento intercultural y con capacidad para convivir y trabajar en una comunidad local y mundial.

Por ello la realización de este foro con la participación de expertos, algunos de ellos autoridades internacionales en el tema como la doctora Didou Aupetit, pone el acento en una visión de la internacionalización que se origine desde las casas de estudio, planteando las características y las necesidades de la región.

“Las acreditaciones se han vuelto un negocio por lo que es necesario establecer reglas claras y “continuar con las evaluaciones, pero los sistemas tienen que cambiar.”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Aprueba Senado Ley de Ingresos sin cambios
NOTICIAS

APRUEBA SENADO LEY DE INGRESOS SIN CAMBIOS

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS