NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

VULNERA MIGRACIÓN MÁS A LAS MUJERES

Vulnera migración más a las mujeres
FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
En 2014, el 49 por ciento de la población migrante en el mundo eran mujeres, casi 105 millones de personas; "migrar ya no es garantía de desarrollo personal o familiar", indica experta
25.06.2018 12.00 AM

La migración hacia países más industrializados en busca de mejores oportunidades laborales ya no es garantía de desarrollo personal o familiar; además, la mala calidad de los empleos vulnera más a las mujeres, advirtió Carolina Grajales Valdespino, de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la UNAM.

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), en 2015 el número de migrantes en el mundo fue de 214 millones; de éstos, 49 de cada 100 eran mujeres, es decir, 104 millones 860 mil dejaron sus lugares de origen, refirió la universitaria.

En cuanto a Latinoamérica, la proporción de mujeres migrantes es de casi 50 por ciento, mientras que para México, por cada tres hombres que van en busca de mejores expectativas, hay una mujer.

La especialista dijo que además de las modificaciones a la cultura laboral en nuestro país a partir de la implementación del modelo neoliberal (a partir de 1980), se incrementó la desigualdad y se disminuyó la calidad de los empleos, y esta situación encuentra su justificación en una tendencia cultural cuya base está en una doctrina económica de fines del siglo XVIII.

“El mercado es un modelo egoísta, y en la casa hay un modelo altruista, de ahí se origina la idea de que las mujeres hacemos trabajo gratuito. Cuando incursionamos al mercado laboral, en donde se hacen actividades remuneradas, muchas veces no son valoradas porque se ven como la extensión de la labor doméstica”, consideró.

Esto ha orillado a varias mujeres a dejar sus lugares de origen en busca de mejores oportunidades y expectativas de desarrollo en otros países, principalmente Estados Unidos, pero el modelo neoliberal también afectó al mercado laboral en la Unión Americana.

“Ahora compiten blancos con migrantes, porque el modelo neoliberal ha sido una fábrica de pobres en el mundo. Nunca como ahora se ve el golpe tan cruento que ha asestado el capital al trabajo: eliminar los derechos y prestaciones”, remarcó.

Finalmente, resaltó que no importa la capacitación que tengan las migrantes, pues además de los peligros que encuentran durante su viaje, se enfrentan a un mercado que sólo les ofrece opciones como cuidadoras de adultos mayores, servicio de limpieza, cocina o en la pisca.

La política estadounidense de separación de familias de migrantes es contraria al derecho internacional

En la Nota Informativa “La separación forzada de familias en el derecho internacional: elementos generales a partir de la coyuntura estadounidense”, el Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques (CEIGB) del Senado de la República lleva a cabo una revisión general del corpus del derecho internacional para identificar cuáles son las provisiones relacionadas y aplicables a la separación forzada de familias, independientemente del contexto en el cual ésta se lleve a cabo.

Para cumplir con este objetivo, el documento comienza señalando que “la familia como institución social no es un sujeto fundamental del derecho internacional”. Sin embargo, acota que “esto no significa que no haya convenciones o tratados que incluyan provisiones relacionadas con la familia, aunque generalmente los derechos y obligaciones están dirigidos a los miembros de la familia en calidad de individuos”.

Los investigadores del CEIGB apuntan que la separación forzada de la familia se concibe como “aquella situación en la cual los miembros de la familia son separados por circunstancias y decisiones ajenas a dichos miembros, por la razón que sea”, de modo que esta definición no incluye fenómenos como el divorcio.

Con base en esta definición, y considerando que los niños son los miembros más vulnerables de la familia, “los instrumentos internacionales que se refieren a la importancia de mantener la integridad familiar suelen ser aquellos enfocados a la protección internacional de los niños”.

En el análisis se incluye una lista de diversos instrumentos internacionales, todos relacionados con el derecho internacional de los derechos humanos, que contienen disposiciones relacionadas, directa o indirectamente, con la familia y los derechos de sus miembros. Algunos de los instrumentos incluidos en esta lista son la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto sobre los Derechos Civiles y Políticos, la Convención sobre el Estado de los Refugiados, y la Convención de los Derechos del Niño.

La investigación reconoce, por otro lado, que “hay en el derecho internacional de los derechos humanos algunas disposiciones que, a pesar de no referirse a la familia o a sus miembros, bien pueden ser aplicables, con una determinada interpretación, para prevenir el fenómeno de la separación”. En esta categoría se incluyen instrumentos como la Convención Internacional contra la Tortura y Otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes, y la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra la Desaparición Forzada.

La Nota Informativa señala que “el caso más extremo de instrumentos internacionales aplicables en casos de separación forzada de familias serían aquellos vinculados con el crimen de genocidio”. Y es que, hay actos constitutivos de este crimen, tales como “infligir deliberamente condiciones de vida sobre un grupo con la intención de provocar su destrucción física […] y transferir de manera forzada niños de un grupo hacia otro” que pueden resultar de la separación forzada de familias.

A partir de la revisión del derecho internacional, los investigadores del CEIGB revisan la implementación de la política migratoria estadounidense durante las últimas décadas, señalando que la separación forzada de familias no es un fenómeno nuevo, sino que comenzó a registrarse en números importantes a partir de la segunda mitad de la década de los noventa.

Y es que, “considerando que una amplia mayoría de inmigrantes no autorizados [en Estados Unidos] tiene familiares con estatus de residente permanente o incluso ciudadanos estadounidenses” cualquier legislación que facilite la deportación propiciará de alguna u otra manera algún tipo de separación forzada.

La investigación, sin embargo, reconoce que a pesar de que “juzgar la política de separación forzada de familias practicada por las agencias migratorias estadounidenses en los últimos meses desde el derecho internacional este enteramente posible”, lo cierto es que se trata de un curso de acción limitado. Esto responde a que Estados Unidos “es uno de los países que menos compromisos internacionales asume en materia de derechos humanos”.

“Además de disminuir la calidad de los empleos, el neoliberalismo genera más pobreza y de”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Analizarán diputados reforma sobre marihuana
NOTICIAS

ANALIZARÁN DIPUTADOS REFORMA SOBRE MARIHUANA "HOY O MAÑANA"

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS