NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

CONTEOS RÁPIDOS, "CON NIVELES DE CONFIANZA DEL 95 POR CIENTO"

Conteos rápidos,
FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
El 30 de junio se realiza el procedimiento para la selección de las muestras y un fedatario público dará fe al mecanismo de resguardo que incluye sellado y la rúbrica respectiva
30.05.2018 12.00 AM

La idea de visualizar un todo examinando únicamente una fracción representativa del mismo forma parte del trabajo cotidiano en la estadística matemática. Una de las aplicaciones de los métodos de inferencia propios de esta disciplina es la proyección de resultados electorales.

Alfredo Sandoval Villalbazo, coordinador del Programa de Servicio Departamental de Física del Departamento de Física y Matemáticas de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México e Investigador Nacional Nivel II (SNI), explica que en el caso del sistema electoral mexicano, estas metodologías ya han anticipado con márgenes de error reducidos los resultados de los escrutinios oficiales y comienzan a formar parte de la cultura democrática del país.

En el marco del proceso electoral del 2018, resulta especialmente interesante recapitular los números básicos de este tipo de ejercicio estadístico y reflexionar, en un lenguaje poco técnico, sobre los posibles escenarios a desarrollarse en la jornada del próximo 1 de julio.

Sandoval explica que en las elecciones del año 2000, la información tomada de las mantas colocadas afuera de las casillas electorales fue utilizada exitosamente para identificar al ganador de la jornada unas cuantas horas después del cierre de las votaciones.

"De acuerdo con las memorias oficiales, alrededor de mil 511 casillas muestra fueron utilizadas sobre un total de 113 mil. Los resultados fueron proyectados utilizándose cerca del 1.33% del total de casillas instaladas. En proporción, fueron necesarias entre cinco y seis casillas por cada uno de los 300 distritos electorales a nivel nacional para obtener una estimación realista de los resultados finales", explica.

Recuerda que "las elecciones presidenciales de 2006 fueron mucho más complejas, dicha complejidad se reflejó desde temprana hora en virtud del conteo rápido. En aquella ocasión se dispuso de siete mil 636 casillas muestra sobre un total de 130 mil 477 casillas instaladas en el territorio nacional".

"En este caso, 5.85% de las casillas totales, correspondientes a 25.45 casillas por distrito, estimaron una diferencia menor al uno por ciento de votos entre los dos candidatos punteros. El escaso margen de diferencia propició que las autoridades electorales decidieran esperar a los conteos detallados antes de anunciar una tendencia sobre los resultados", detalla.

En el año 2012, "el conteo rápido proyectó una diferencia entre primero y segundo lugar suficientemente amplia para anticipar el resultado final en el mismo día de la elección. La muestra empleada constó de siete mil 597 casillas muestra, sobre un universo de 143 mil 456 casillas totales. Estas cifras corresponden a una proporción cercana al 5.3% del total de casillas y a 25.32 casillas por cada distrito electoral".

"Para acercar a la población a la dinámica de este tipo de ejercicio estadístico, imaginemos a un hipotético grupo de exploradores que en el año 2000 hubiera obtenido fotografías de 15 mil mantas distribuidas en cada uno de los 300 distritos del país, de forma que con base en los datos recabados de 50 mantas elegidas al azar en cada distrito se hubieran estimado los resultados de la elección", considera.

"Este tipo de ejercicio estadístico es perfectamente realizable a posteriori utilizándose las bases de datos públicas proporcionadas por las autoridades electorales y reproduce, con diferencias menores a dos puntos porcentuales, los resultados oficiales. El mismo ejercicio aplicado a las elecciones realizadas en los años 2006 y 2012 conduce a resultados similares".

Considera que las proyecciones derivadas de los conteos rápidos "son semejantes a benchmarks, que sustentan tendencias de universos estadísticos, pero que en rigor no pueden reproducir con absoluta exactitud a los resultados reales. Los conteos rápidos oficiales de la actualidad pueden ser (y de hecho son) mucho más sofisticados al incluir estratificaciones adicionales considerando las secciones urbanas, rurales y mixtas de cada distrito electoral".

"Para el caso de las elecciones presidenciales de 2000 y 2012 dicho nivel de sofisticación no resultó necesario, mientras que para el caso de una elección cerrada como la del 2006 el ejercicio estadístico "quirúrgico" fue sólo un indicador de un escenario social en el cual dos fuerzas políticas, con niveles de aceptación muy semejantes, debieron esperar a la realización de un conteo detallado que trascendió a las proyecciones estadísticas habituales", concluyó.

Aprueba INE protocolo y criterios para realizar Conteos Rápidos

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó los criterios científicos, logísticos y operativos, así como el protocolo para la selección de las muestras que serán utilizadas para la realización de los Conteos Rápidos en las elecciones de Presidente de la República, así como de ocho gubernaturas y de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, el próximo 1 de julio.

El Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, aseguró que los criterios “además de ser el producto de un trabajo sistemático y científicamente robusto, representan una hoja de ruta hacia la certeza en el proceso de estimación de los intervalos de votación que tendrá cada candidatura tanto para la Presidencia de la República, como para cada una de las gubernaturas en disputa, así como la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México”.

“El día de la Jornada Electoral, nadie contará con información tan oportuna, tan precisa y tan amplia para realizar estimaciones, en términos de Conteos Rápidos, como el Instituto Nacional Electoral”, enfatizó.

Los criterios, explicó, “precisan las metodologías que aplicarán cada uno de los integrantes del Comité Técnico Asesor de los Conteos Rápidos, los insumos que utilizarán, el papel de las y los coordinadores distritales involucrados, así como de las y los capacitadores y supervisores electorales, además de la forma de transmisión de los datos y los recursos que se utilizarán en estas tareas”.

El proyecto de acuerdo aprobado, dijo, contiene diversos criterios, entre los que se encuentra la definición del tamaño de la muestra para la elección presidencial, que “será de 7 mil 787 casillas, incluidas 287 casillas para las entidades de Baja California y Sonora, que tienen un uso horario con retraso de dos horas respecto del centro de país”.

Córdova Vianello detalló que “se deberán generar estimaciones con niveles de confianza del 95 por ciento”.

Adelantó que el 30 de junio, en un acto público, se realizará el procedimiento para la selección de las muestras y un fedatario público dará fe al mecanismo de resguardo que incluye sellado y la rúbrica respectiva.

El Consejero Presidente del INE diferenció el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Conteo Rápido, pues éste último “será el único mecanismo que arrojará tendencias de la votación”.

Agregó que el día de la Jornada Electoral a partir de las 21:00 horas, el Comité Técnico Asesor de los Conteos Rápidos (COTECORA) “tiene que informar cada hora del avance de la recopilación de la propia muestra”.

Adicionalmente, se definió que en el hipotético caso de que a las 24:00 horas del día de la Jornada Electoral no se tenga ningún avance de algún Conteo Rápido, el Consejo General o, en su caso, el OPLE correspondiente, deberán dar a conocer de manera pública la situación, en espera de que el Comité Técnico Asesor dé a conocer los resultados.

El tamaño de las muestras en los estados con elección de Gobernador será el siguiente: Chiapas y Guanajuato 500 casillas; en la Ciudad de México mil 108; en Jalisco 467; en Morelos 200; en Puebla 509; en Tabasco 450; en Veracruz mil 100 y 300 casillas en Yucatán.

Los Capacitadores Asistentes Electorales (CAE) nutrirán de información al Conteo Rápido, se implementará un doble dictado de los resultados contenidos en los cuadernillos y se realizarán tres simulacros antes del 1° de julio.

 

“Estas metodologías ya han anticipado con márgenes de error reducidos los resultados de los escrutinios oficiales y comienzan a formar parte de la cultura democrática del país.”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Entregan a Senado observaciones sobre reforma en Tele comunicaciones
NOTICIAS

ENTREGAN A SENADO OBSERVACIONES SOBRE REFORMA EN TELE COMUNICACIONES

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS