NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

PARTICIPACIÓN CIUDADANA, DERECHO HUMANO OLVIDADO POR MÉXICO: PNUD

Participación ciudadana, derecho humano olvidado por México: PNUD
FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
"La sociedad civil la ha ejercido sin ímpetu, y el Estado la ha dado a cuentagotas; es primordial que las legislaciones vean este tema como algo medular y sustantivo", señala
25.05.2018 12.00 AM

En México la participación ciudadana ha sido un derecho olvidado, tanto por la sociedad civil, quien la ha ejercido sin ímpetu, y el Estado, que lo ha dado a cuentagotas, sostuvo Alberto Rojas Rueda, coordinador general del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en nuestro país.

Durante el curso “Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Participación Ciudadana y Gobernanza. Nuevos Enfoques de lo Público”, organizado por la Comisión Especial de Participación Ciudadana que preside el diputado Tristán Canales Najjar (PRI), el representante de la ONU indicó que este derecho humano debe ser exigible, pues no es una concesión del Estado.

Expuso que México, en su Carta Magna, suma la visión de las libertades y la parte social de derecho, haciéndola un documento progresivo y de relevancia en el mundo.

Aclaró que, aunque en marzo de este año la Secretaría de Relaciones Exteriores publicó los lineamientos para la promoción de la participación ciudadana en la política exterior mexicana, la cual es “una chulada” porque por primera vez se obliga a sí misma a que en todas las delegaciones de negociadores se integre un representante de la sociedad civil.

“Esto es un avance año luz, porque hay un principio de control de lo público, ya que, al sentirse observados, las formas de las negociaciones serán abiertas y trasparentes; sin embargo, esto debe extenderse, a fin de que la relación con la sociedad civil, en lugar de ser de choque y crítica, se convierta en colaboración”.

El también titular del programa “Fortalecimiento de la participación ciudadana y gobernanza ambiental para la sustentabilidad (2012-2019)”, añadió que, a pesar de que las naciones firmaron la Declaración Universal de los Derechos Humanos, aún existen más de 16 mil niños muriendo de hambre cada día, es decir, uno cada cinco segundos.

De igual manera, continuó, la libertad, la educación y la no esclavitud son derechos universales, pero en la realidad hay miles de personas en prisión por hablar claro, mil millones de adultos incapaces de leer y 27 millones esclavizadas.

Ante este panorama, agregó, en muchas naciones la Declaración Universal de los Derechos Humanos no posee fuerza, pues su garantía es opcional, y a pesar de documentos, convenciones, tratados y leyes, todavía es poco más que palabras en páginas.

Subrayó que los derechos humanos no deben ser una lección de historia, ni discursos, ni campañas de relaciones públicas, sino elecciones que se hacen cada día y donde la participación ciudadana es un eje para hacer cumplir todos los demás.

Apuntó que la democracia participativa habilita a la sociedad civil para poder incidir en la construcción de leyes; por ello, expresó, es primordial que las legislaciones vean este tema como algo medular y sustantivo.

Detalló que el acuerdo “Transformar Nuestro Mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”, fue adoptado por los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas; incluye 17 Objetivos, los cuales pretenden poner fin a la pobreza, luchar contra la desigualdad y la injusticia, y hacer frente al cambio climático, considerando a la participación ciudadana como un eje transversal para cumplirlos.

Enfatizó que discutir, deliberar e invitar a voces críticas, no es algo que se debe reprimir, toda vez que estos elementos mejoran los procesos y brindan distintas alternativas de solución a los dilemas de los tomadores de decisión.

Además, termina por construir una decisión en donde quienes no terminen satisfechos, por lo menos sabrán que en el proceso estuvieron sus voces presentes y eso hace toda la diferencia entre una resistencia a una política o un acompañamiento colaborativo, concluyó.

Llaman a construir una ruta de empoderamiento social mediante la creación de una ley general de participación ciudadana

La diputada Claudia Corichi García (MC), integrante de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), llamó a construir una ruta de empoderamiento social, mediante la creación de una ley general de participación ciudadana.

En una reunión con representantes de organizaciones civiles y de una empresa cooperativa, quienes presentaron una propuesta de ley general de participación ciudadana, la legisladora destacó la importancia de enriquecer este proyecto con puntos de vista “de los sectores más amplios de la sociedad en el país”.

“En virtud del propósito de recoger las opiniones y propuestas más diversas, la iniciativa ciudadana quedará como una tarea pendiente para la próxima legislatura”, apuntó.

Corichi García señaló que hay cuatro condiciones básicas que permiten legalmente la participación ciudadana: el derecho a la información, el respeto a los derechos fundamentales de los hombres y mujeres, la confianza hacia las instituciones democráticas del país y la existencia de canales, instituciones y marcos jurídicos que regulen la participación social.

Reconoció que en el país esas condiciones “están cumplidas a medias, pero permiten impulsar la participación ciudadana, a través de un marco legal que aliente y proteja esa participación”.

En posteriores declaraciones a la prensa, la legisladora dijo que “se va a trabajar en una redacción más amplia de lo que hoy es el proyecto de ley general de participación ciudadana”.

Lo anterior con la participación de integrantes de diversas organizaciones de la sociedad civil, que aporten visiones y perspectivas diferentes, desde ambientalistas, defensores de los derechos humanos, feministas, especialistas en temas laborales, etcétera.

Corichi García aclaró que a pesar de ser “una propuesta ciudadana”, es importante que la respalden los partidos políticos “y que los integrantes de éstos nos vayamos ciudadanizando”.

Carlos Sorroza Polo, exdirector del Instituto de Sociología de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJ), hizo la presentación del proyecto de ley general de participación ciudadana.

Señaló que el objetivo es “construir una ley que articule los procedimientos, vínculos interinstitucionales y objetivos sociales que tendría la organización, participación e intervención de organizaciones civiles en un Estado con democracia ampliada, cumplimiento de derechos humanos, fortalecimiento de la economía popular e intervención en las políticas públicas”.

La exsecretaría del Trabajo y Fomento al Empleo, del gobierno de la Ciudad de México, Amalia García Medina, clausuró la reunión y señaló que el artículo 39 de la Constitución establece “que el pueblo tiene el todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno, lo cual debe incluir la participación ciudadana”.

Añadió que a partir de ello habrá de construirse una ley en la materia “que contribuya a hacer realidad los derechos de participación que ya están en la Constitución Política, pero que no se ejercen”.

A la reunión asistieron representantes de la Cooperativa Maestros del Mezcal y de las asociaciones civiles Poder del Consumidor, Productores Artesanales del Mezcal, Bio Fertilizantes, Grupo Vialidad, Lucha contra la Discriminación y la Desigualdad, Asociación Jardines Verdes y Colectivo Orfebres, entre otras.

“Se va a trabajar en una redacción más amplia de lo que hoy es el proyecto de ley general de participación ciudadana.”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Deberán senadores exhibir gastos vía web... a partir de que lo decidan
NOTICIAS

DEBERÁN SENADORES EXHIBIR GASTOS VÍA WEB... A PARTIR DE QUE LO DECIDAN

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS