NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

OCULTAN 835 MIL MILLONES DE PESOS DEL ESCRUTINIO PÚBLICO PERTENECIENTES A FIDEICOMISOS

Ocultan 835 mil millones de pesos del escrutinio público pertenecientes a fideicomisos
FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
De los 878 sujetos obligados a nivel federal, representan el 44 por ciento, y de los 374 negocios jurídicos existentes, solo 19 tienen una estructura que permite su fiscalización y seguimiento
11.05.2018 12.00 AM

De los 374 fideicomisos existentes a nivel federal, solo 19 tienen una estructura que permite su fiscalización y seguimiento. Aún más, al 31 de diciembre de 2017, al menos 139 de los fideicomisos con recursos públicos están constituidos en instituciones financieras privadas, por lo que más de 69 mil mdp son imposibles de fiscalizar, ya que su información está protegida por el secreto fiduciario y el principio de confidencialidad.

El informe “Fideicomisos en México. El arte de desaparecer dinero público” de Fundar, refiere que actualmente existen 337 fideicomisos públicos a nivel federal que no tienen estructura administrativa y cuentan con 772 mil 63 millones de pesos (mdp) disponibles. Estos recursos son 20 veces el presupuesto destinado a la reconstrucción de la Ciudad de México tras el sismo del 19 de septiembre de 2017. La ausencia de mecanismos de control en estas figuras permite que los recursos escapen del escrutinio público y abran espacios a posibles actos de corrupción.

El monto total de dinero público resguardado en fideicomisos es de 835 mil 477 millones de pesos. Esta suma representa el 15.8% de todo el presupuesto público de 2018, es decir, 9.4 veces el presupuesto de Chiapas para 2018, la entidad federativa con mayor pobreza en 2016. En general, estas figuras cuentan con escasa información disponible, lo que permite una deficiente rendición de cuentas.

Documenta también cómo desde 2013 se han registrado sobreejercicios importantes en los recursos destinados a Fideicomisos en el Presupuesto de Egresos de la Federación. Para 2017 el monto aprobado fue de 42 mil 737 mdp y al cierre del año se ejercieron 310 mil 637 mdp, lo que significa que se gastaron 267 mil 900 mdp más de lo aprobado por el Congreso sin ninguna explicación.

En múltiples ocasiones, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) ha señalado los riesgos de opacidad, pues ha identificado que los fideicomisos no entidad paraestatal (sin estructura administrativa) permiten discrecionalidad en el ejercicio de los recursos. “Son esquemas creados para canalizar, aún en años posteriores, recursos remanentes en vez de reintegrarlos a la Tesorería de la Federación”, dice el informe de la ASF en 2014. Estas prácticas abren la puerta a la posible desviación de fondos de las cuestiones prioritarias para los ciudadanos.

El documento “Fideicomisos en México. El arte de desaparecer dinero público”, también presenta el análisis de tres casos (Fondo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, Fideicomiso Río Sonora y Fondo Mexicano del Petróleo) que permiten entender el uso de estos instrumentos financieros y el impacto que puede tener no solo sobre las finanzas públicas sino también en la garantía de los derechos y la vida de las y los mexicanos.

Pese a los importantes avances en materia de transparencia presupuestaria, la figura del fideicomiso aún permite ejercicios discrecionales, opacos y mínima rendición de cuentas de los recursos públicos. Si bien en la Encuesta de Presupuesto Abierto 2017 del International Budget Partnership, México ocupa el sexto lugar entre 115 países con más información presupuestaria básica disponible, en materia de transparencia en fideicomisos obtuvo la menor calificación. Por ello es necesario que se cumpla con la disponibilidad de suficiente información sobre fideicomisos para conocer el destino y uso de sus recursos. A la par, es fundamental un mayor seguimiento y evaluación del cumplimiento de los fines por los cuales se crearon estas figuras para garantizar su utilidad y evitar que estos instrumentos faciliten la desviación de recursos y la corrupción.

"El secreto fiduciario no es aplicable a Fideicomisos, Fondos Públicos y Contratos Análogos por lo que están obligados a rendir cuentas de los recursos públicos que ejercen", afirmó el comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Oscar Guerra Ford.

“Todavía no les cae el veinte, o no quieren que les caiga el veinte de que son sujetos obligados y la ley es muy clara, que el secreto fiduciario no aplica. Si fuera un fideicomiso que tiene el 100 por ciento de recursos privados, probablemente, podría aplicarse el secreto fiduciario”, remarcó.

Al participar en la presentación del informe, indicó que en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) se han dado de alta 392 Fideicomisos, Fondos Públicos y Contratos Análogos que, si bien no tienen estructura propia, son administrados por entidades públicas.

“En el pasado, los fideicomisos eran como la partida secreta, era totalmente oculto, no sabíamos que sucedía; hoy, tenemos la idea de cuántos existen. El problema de los Fideicomisos, Fondos Públicos y Contratos Análogos sin estructura es que nacen y mueren todos los días”, apuntó.

Oscar Guerra señaló que de los 878 sujetos obligados que existen a nivel federal, los fideicomisos representan el 44 por ciento, es decir, casi la mitad de ese universo, al señalar que en 2016 se presentaron 2 mil 426 solicitudes de información a estos sujetos obligados y sólo en 23 casos se presentaron quejas, lo que significó el uno por ciento de recurrencia.

“El año pasado, de 14 mil 825 solicitudes, se metieron 168 recursos de revisión, pero el índice fue de 1.13 por ciento. Este año, hasta el mes de abril, de 1,683 solicitudes, llevamos 83 recursos de revisión, es decir, el 4.9 por ciento de la gente no está conforme con lo que le responden”, precisó.

En ese sentido, el comisionado indicó que de los recursos de revisión que son atendidos en el INAI, sólo el 23 por ciento se confirma la respuesta del fideicomiso, lo que quiere decir que en el 77 por ciento de los casos el ciudadano tenía la razón, al indicar que, hasta ahora, sólo se ha registrado un caso de incumplimiento en materia de fideicomisos.

Finalmente, Guerra Ford, dijo que, de acuerdo con los resultados de la Evaluación Diagnóstica elaborada por el INAI, se detectó que 111 sujetos obligados fueron omisos en cumplir con la ley y no subieron la información en la PNT. “111 sujetos obligados que no subieron nada, son más bien sujetos desobligados. De esos 111, 77 eran fideicomisos sin estructura y los otros, principalmente, sindicatos”, concluyó.

En la presentación participaron también, la investigadora principal del informe, Sarahí Salvatierra; Justine Dupuy, coordinadora de Rendición de Cuentas de Fundar; Leonor Gómez, de “México Infórmate”; Mariana Campos, de “México Evalúa”; Eric Monterrosas, de “Artículo 19”; Sara Mendiola, de “Propuesta Cívica”, y Benjamín Cokelet, de la organización PODER, entre otros.

“Todavía no les cae el veinte, o no quieren que les caiga el veinte de que son sujetos obligados y la ley es muy clara, que el secreto fiduciario no aplica.”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Agenda Semanal
NOTICIAS

AGENDA SEMANAL

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS