NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

EL MARXISMO PODRÍA DAR PISTAS PARA HALLAR SOLUCIÓN A LA ACTUAL CRISIS MUNDIAL

El marxismo podría dar pistas para hallar solución a la actual crisis mundial
FOTO. ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
La economía ortodoxa no ha sido capaz de responder a esta emergencia; La caída de la Unión Soviética fue una catástrofe geopolítica
04.01.2018 12.00 AM

Muchos académicos han volteado de nueva cuenta hacia Carlos Marx para tratar de encontrar algunas respuestas a la actual depresión económica iniciada entre 2007 y 2008 sobre la cual no es posible aún visualizar una solución, señaló el doctor Juan Manuel Corona Alcántar, jefe del Departamento de Producción Económica de la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

En el Seminario Crisis del Capitalismo: a 150 años de la publicación del Tomo I del Capital de Marx, el académico refirió que este grave decrecimiento se ha profundizado y ha devenido en crisis en Estados Unidos o en naciones de Europa, Asia, África y Medio Oriente. Ante este panorama, dijo, “la economía ortodoxa no ha sido capaz de responder a esta emergencia”.

El también miembro del Sistema Nacional de Investigadores manifestó que El Capital es una de las obras más importantes del pensamiento económico y de las ciencias sociales, “lo que plasmó allí debemos aplicarlo a nuestras investigaciones sin importar el campo de conocimiento al que nos dediquemos, creo que podríamos obtener resultados más interesantes”.

Por lo anterior, refirió, en esa sede académica se creó un área de investigación en macroeconomía dinámica dedicada exclusivamente al estudio de la teoría marxista a cargo de un grupo de docentes especializados en el tema. “Es un ejercicio no sólo pertinente sino vigente y muy útil. En la licenciatura en Economía se hace una revisión de la economía clásica y sus autores, siendo el teórico alemán el centro de la discusión.

“Retomar ese elemento es fundamental para la formación de nuestros estudiantes porque creemos que es esencial para entender el mundo moderno que estamos viviendo y sus tendencias futuras; su contribución central es su método de investigación.

El economista mencionó que todo lo que Marx expuso pudo haber perdido actualidad, pero “no su punto de vista al tratar un objeto complejo que es dinámico y contradictorio: el capitalismo”.

Corona Alcántar opinó que es preocupante que el estudio de las aportaciones del también sociólogo en las universidades y otras escuelas es cada vez menor, toda vez que desde una visión positiva y global supo considerar todos los factores que en anteriores corrientes de pensamiento se habían ignorado, centrándose en el tejido de las relaciones sociales, sus interacciones y la influencia en la toma de decisiones.

Durante la sesión –La forma de evaluar una teoría, el método de Marx y su definición de economía política– el doctor José Guillermo Peláez Gramajo, profesor-investigador del Departamento de Política y Cultura de la Unidad Xochimilco, explicó que los tres primeros capítulos del Tomo I son los más importantes de comprender para poder acceder a toda la teoría marxista pues es allí donde se establece la definición de la economía política –llamada más tarde Economía–, así como sus variables esenciales: producción, distribución, intercambio y consumo.

Tanto Corona Alcántar como Peláez Gramajo coincidieron en que analizar a Marx no es estudiar arqueología económica y definieron al profesional de la disciplina como un artista más que un científico, ya que debe ser capaz de elegir el modelo más adecuado y acorde a la circunstancia que desea desentrañar, “su objeto es heterogéneo y cambia a través del tiempo”; su valor reside en hacer una crítica certera del individualismo metodológico o la microeconomía sustentada en un individuo.

Marx concebía al capitalismo como un sistema mucho más complejo, evolutivo y holístico, esto es, que el todo es mayor que la suma de sus partes, en el que existen leyes necesarias de entender desde un mundo que es la visión positiva y no a partir de lo que debería ser, la visión normativa, concluyeron.

La caída de la Unión Soviética fue una catástrofe geopolítica

Las relaciones internacionales pasaron a una nueva fase a partir de 1991 –cuando comenzó el declive de un sistema en el que predominaban dos fuerzas que mantenían cierta estabilidad– con la caída de la Unión Soviética que derivó en una catástrofe geopolítica y trajo consigo “una lucha de varias potencias con la hegemonía de Estados Unidos”, expuso el Señor Evgeny Zakharov, agregado cultural de la Federación Rusa en México.

En la conferencia magistral A 100 años de la revolución explicó que previo a ese año existieron dos polos globales que ejercían un contrapeso, en “un mundo bipolar con cierto equilibrio, pero que después cedió el dominio a Washington y desde entonces han aparecido nuevos poderes multinacionales”.

En 1917 Rusia era una de países más modernos y se caracterizaba por el progreso, pero vio interrumpido un proceso histórico que había logrado dotar de mejores derechos a los trabajadores a diferencia de lo que ocurría en todo el mundo.

Ante jóvenes universitarios reunidos en la Sala de Consejo Académico de la Unidad Xochimilco de la UAM, el diplomático ruso ofreció un breve recuento histórico de la guerra civil desatada y del surgimiento de un espacio inestable para la ex Unión Soviética.

Zakharov recordó que al derrocamiento del régimen zarista siguió la llamada Revolución de Octubre bajo el liderazgo intelectual de Lenin con el lema La fábrica a los obreros y la tierra a los campesinos, y luego de esa etapa bélica el gobierno soviético de ese entonces fue capaz de reconstruir su economía nacional en tan sólo cinco años, incluso crear nuevos sectores en la industria.

Sin embargo, el estallamiento de la Segunda Guerra Mundial sumió al país en una nueva crisis, además de que obstruyó sus planes de usar la energía atómica con fines pacíficos y para dotar de electricidad a la nación.

En la actividad organizada por el Centro de Estudios de Eurasia, la Maestría en Relaciones Internacionales y el Área de Política Internacional de esa sede universitaria, el político señaló que el Partido Comunista aún es muy popular entre la población, pues registró 20 por ciento de los votos en la pasada elección, convirtiéndose en la segunda fuerza política; “la gente siente nostalgia de esa época y aún la percibe como un suceso positivo”.

Acerca de las noticias que circulan en redes sociales para desprestigiar a Rusia y su historia socialista, Zakharov manifestó que “es inaceptable traer asuntos del pasado al presente y constituye una ofensa actualizar un conflicto de hace cien años al Siglo XXI, cuando su país está dispuesto a restaurar las relaciones internacionales siempre y cuando éstas sean igualitarias”.

De igual forma negó la injerencia de Rusia en las elecciones y consecuente victoria de Donald Trump, ya que se ha abstenido de inmiscuirse en los asuntos internos de cualquier nación”. La idea de unidad es, por el contrario, una premisa que se desea impulsar.

La doctora Ana Teresa Gutiérrez del Cid, profesora-investigadora del Departamento de Política y Cultura de la Unidad Xochimilco de la UAM, agregó que “en el conflicto Sirio, Rusia ayudó a establecer un gobierno nacional después de una invasión iniciada por los estadounidenses, por lo que es necesario un orden global en el que las potencias no quieran atacar países pequeños y débiles que poseen riquezas naturales”.

“Ahora el mundo experimenta una lucha de varias fuerzas con la hegemonía de Estados Unidos.”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Aprueba Comisión de Capacitación y Educación Cívica Estrategia para el Proceso Electoral 2018
NOTICIAS

APRUEBA COMISIÓN DE CAPACITACIÓN Y EDUCACIÓN CÍVICA ESTRATEGIA PARA EL PROCESO ELECTORAL 2018

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS