NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

POLÍTICOS UTILIZARÁN LA "GRINGOFOBIA" PARA GANAR ELECCIONES DE 2018

Políticos utilizarán la
FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
Presentan el libro "En busca del señor Jenkins", de Andrew Paxman; la obra retrata la relación que existe entre políticos y empresarios
18.09.2017 12.00 AM

En el proceso electoral de 2018, en el que se elegirán mil 400 funcionarios públicos a nivel nacional y al nuevo presidente de México, habrá políticos que explotarán la gringofobia para ganar seguidores y para distraer a los ciudadanos de los problemas nacionales, señaló el escritor Andrew Paxman.

“La gringofobia es una herramienta retórica que han utilizado los políticos mexicanos desde hace más de un siglo para tratar de orientar el pueblo y consolidar sus bases. La utilizó (Venustiano) Carranza durante la Revolución, así como líderes de la izquierda como Lázaro Cárdenas durante una batalla ideológica que mantuvo con Adolfo López Mateos”, señaló Paxman durante la presentación de su libro En busca del señor Jenkins, en la Universidad Iberoamericana CDMX.

En su libro, Paxman apunta que durante casi un siglo, la gringofobia fue básicamente un estado de ánimo entre las élites. Tuvo sus orígenes en 1820, en el primer decenio de México como República, cuando los líderes nacionales tuvieron una buena causa para ser desconfiados porque el primer embajador estadounidense, Joel Poinsett, se inmiscuía abiertamente en la política.

Pero fue López Mateos quien dejó que la gringofobia creciera porque distraía de los problemas domésticos y fomentaba la unidad nacional. En ese entonces, permitía que las personas creyeran que la represión de los trabajadores ferroviarios había sido una aberración, ya que México era un país en el que la protesta estaba permitida. “Funcionaba como una válvula de escape para el descontento entre los disidentes sobre todo los cardenistas”, señala el profesor-investigador del Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE).

Incluso, expresó Paxman, la gringofobia se utilizó en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) hace más de 20 años, cuando los críticos ridiculizaron la agenda del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari al señalarla como un “sueño primermundista”. Alertaron que dicho tratado era la puerta de entrada al sometimiento económico.

“Los columnistas recordaban a los lectores la guerra entre México y Estados Unidos. Los caricaturistas ilustraban empresarios rubios y pecosos conspirando para apropiarse el petróleo mexicano. Los mexicanos tenían razones históricas para ser cautelosos de sus vecinos, mucho de lo que se publicó sacó provecho de los prejuicios. Esa retórica, a mi juicio, consistía en la gringofobia”, señala el escritor.

En ese sentido, el coautor de El Tigre. Emilio Azcárraga y su imperio Televisa, aseguró que con Donald Trump en la presidencia de Estados Unidos y la cancelación de una importante inversión por parte de Ford en San Luis Potosí, será muy fácil tachar a todo estadounidense como racista y proclamar el nacionalismo exacerbado.

Andrew Paxman explicó la gringofobia a partir de la historia de William O. Jenkins, quien llegó a ser uno de los hombres más ricos y poderosos de México. Fue calificado como explotador de obreros, asesino de campesinos y titiritero de políticos. Fue el “gringo” que a los mexicanos más les gustaba odiar.

William O. Jenkins fue un niño granjero de Estados Unidos que se convirtió en el empresario más rico y controvertido de México. En 1901 llegó al país atraído por las promesas de la industria porfiriana. Así es como Jenkins dedicaría seis décadas a acumular una enorme fortuna.

Durante la Revolución, hizo préstamos predatorios a porfiristas vulnerables; también experimento un roce con un pelotón de fusilamiento carrancista y de sufrir un secuestro por zapatistas que estuvo a punto de provocar una intervención estadounidense.

Desarrolló el ingenio azucarero más productivo del país y patrocinó el ascenso político de los Ávila Camacho. Durante la época de oro, fue amo de la industria cinematográfica al controlar un monopolio de cines y una buena parte de producción nacional.

En el relato de Paxman confluyen el espíritu emprendedor, las prácticas monopólicas, un individualismo temerario y los tratos oscuros con políticos, el amor a una mujer y a los negocios; así como las relaciones entre las élites y la gringofobia que son evidentes hasta nuestros días.

Tras la publicación de este libro, que narra la historia de este empresario, Paxman adelantó que alista un libro sobre el empresario mexicano de origen libanés Carlos Slim, quien figura entre los hombres más ricos del mundo.

“El profesor-investigador prepara un libro sobre el empresario Carlos Slim.”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Reporte Legislativo: Senado, sesiones del 26 de septiembre de 2012
NOTICIAS

REPORTE LEGISLATIVO: SENADO, SESIONES DEL 26 DE SEPTIEMBRE DE 2012

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS