NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

EDITORAS NO TIENEN PREFERENCIA POR PUBLICAR LIBROS ESCRITOS POR MUJERES

Editoras no tienen preferencia por publicar libros escritos por mujeres
FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
"Las mujeres en el mundo editorial tendrían que procurar una bibliodiversidad", recuerda la exdirectora de la Hemeroteca Nacional de México
27.03.2017 12.00 AM

La presencia de mujeres en el ámbito editorial, algunas incluso con el cargo de directoras editoriales, no implica tener publicados más libros escritos por mujeres, señaló la Dra. Marina Garone Gravier, exdirectora de la Hemeroteca Nacional de México.

Durante la conferencia "Mujeres editoras: una perspectiva hispano-mexicana a partir de fuentes hemerográficas contemporáneas", Garone agregó: “Yo no creo que pelear espacios o procurar una apertura de los espacios, sobre todo en puestos directivos para las mujeres, en distintos sellos editoriales grandes, medianos o pequeños, sea para publicar más mujeres escritoras”.

En dicha ponencia que impartió en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, en el marco del foro académico de la "2da. Semana de Género, Arte y Diversidad", la doctora en Historia del Arte dijo que no necesariamente una cosa (editar libros) es vehículo de la otra (publicar a autoras).

“Porque si no, me parece que podemos caer en un riesgo de totalitarismo. Es decir, finalmente estamos peleando por una diversidad, y si creemos que nos habilita el llegar a ser diseñadoras en jefe, directoras editoriales, para publicar sólo mujeres, me parece que ahí podríamos estar justamente cayendo en el riesgo de lo que hemos padecido y criticado”.

Para ella, quien actualmente es investigadora del Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), las mujeres en el mundo editorial tendrían que procurar una "bibliodiversidad". “No tiene que ver sólo con quién es el autor que escribe; tiene que ver con quién es el diseñador, quién es el fotógrafo, si hay libreras o libreros. Tiene que ver con agentes de lectura, con agentes literarios, es decir, con los roles que estas mujeres tienen en toda la cadena de la escritura y la difusión de la cultura”.

Con base en las opiniones de diversas editoras, publicadas en la prensa y recabadas por Garone, ésta mencionó, sin generalizarlo, que hay ciertos géneros editoriales para los cuales las mujeres son más intuitivas y donde es muy evidente el sesgo femenino. Un ejemplo de esto en México son los libros infantiles que publican Ediciones Tecolote y Petra Ediciones, dos firmas lideradas por mujeres.

“No quiero decir con esto que no haya editores hombres que hayan publicado libros infantiles; pero sí creo que en algunos ámbitos hay un marcado énfasis en la participación de las mujeres”.

También dijo que “es abrumador el número de mujeres” en el ámbito de las editoriales universitarias. (Cabe mencionar que la Dirección de Publicaciones de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México actualmente es encabezada por Mtra. Rosalinda Martínez Jaimes).

Por otra parte, la ponente comentó que las mujeres editoras, sobre todo las que laboran en grandes sellos, son muy cautas en no plantear una oposición entre su trabajo y el de los hombres. “Aunque sí queda muy claro que el llegar a cubrir un puesto directivo está bastante vedado (para ellas). Sigue habiendo el famoso techo de cristal”.

De repente también pasa que hay una división del trabajo no explícita, donde el hombre es quien da la cara ante la sociedad, el que sale y va a juntas. Y la mujer es quien corrige las pruebas y hace la declaración de impuestos. “No lo estoy diciendo como ridiculización, lo estoy diciendo como elemento de organización interna de algunas tareas”.

Pero incluso “que una mujer edite no quiere decir que tenga presencia social; no hay una relación directamente proporcional. Y ahí es donde entran otros elementos que son las negociaciones de formas de ejercer el trabajo, que a veces son formas bajo un paradigma masculinizante del éxito y la presencia pública”.

Al enunciar a algunas de las mujeres editoras más destacadas en México, la Dra. Garone Gravier recordó a Neus Espresate, una de las fundadoras de Ediciones Era. “No creo que ningún estudiante de ciencias sociales en México haya pasado por su carrea sin haber leído un libro de Era, que marcó la creación literaria y la difusión de las ciencias sociales en América Latina”.

Igualmente resaltó la labor de Consuelo Sáizar, quien fue la primera mujer al frente del Fondo de Cultura Económica (FCE). “Me parece muy relevante la tarea que hizo, especialmente por la amplia red de librerías que fundó cuando estuvo al frente de la editorial”.
Añadió a Patricia Van Rhinj y su hija Eliza, de Editorial Cidcli; Krystyna Libura, de Ediciones Tecolote; Peggy Espinosa, de Petra Ediciones; y Vivian Abenshushan, de Tumbona Ediciones.

“Hay una generación muy amplia de mujeres, no solamente personas mayores (como Espresate, que este 2017 falleció a los 83 años de edad); sino que también hay editoras contemporáneas muy jóvenes que están editando en México y están vendiendo en México y en el extranjero”.

“Sin generalizarlo, hay ciertos géneros editoriales para los cuales las mujeres son más intuitivas y donde es muy evidente el sesgo femenino.”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Dictaminará Senado reforma al Código de Justicia Militar
NOTICIAS

DICTAMINARÁ SENADO REFORMA AL CÓDIGO DE JUSTICIA MILITAR

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS