NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

"ANTE AMENAZAS DE EU, MÉXICO DEFIENDE PRINCIPIOS DE CARTA MAGNA"

FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
Se deben revisar en agenda bilateral TLCAN, migración, remesas y tráfico de armas, explica el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados
13.02.2017 12.00 AM

Frente a las amenazas del presidente de Estados Unidos, nuestra nación ha resistido y defendido los derechos de nuestros connacionales y los principios de nuestra Carta Magna con responsabilidad, afirmó el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, diputado Víctor Manuel Giorgana Jiménez (PRI).

Durante los Diálogos Constitucionales, que organiza el Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP), en el marco de los festejos del Centenario de la Constitución Política de 1917, Giorgana Jiménez dijo que en la actualidad México tiene un destacado papel en los distintos organismos multilaterales y, de manera especial, en la coyuntura que vivimos.

Incluso, continuó, es protagonista en las relaciones en el Continente Americano, particularmente con Estados Unidos y Canadá lo que ha generado que esta parte geográfica sea analizada, principalmente por el llamado a un nuevo orden internacional promovido por el mandatario estadounidense.

Consideró que es de todos conocida la postura de Donald Trump frente a nuestra nación en distintos momentos, órdenes, magnitudes, tonos y amenazas. Ante ello, reiteró, México ha defendido los intereses nacionales.

En el noveno diálogo titulado “La Constitución y la política exterior”, Giorgana Jiménez estimó que México debe ir a una revisión del Tratado de Libre de Comercio, a una actualización y modernización, no solamente por las ventajas competitivas, sino también por las áreas económicas que han evolucionado como las ventas por internet, que “no tienen ninguna referencia ni regulación en este tipo de tratados”.

También consideró necesario hacer una revisión a todos los temas de la agenda que se tienen con Estados Unidos como la migración, remesas, comercio, educación, fronteras, seguridad, narcotráfico y tráfico de armas, para revalorar y reinventar la relación bilateral que pasa por un momento crítico.

Destacó que, frente a los acontecimientos internacionales, nuestro país se apoya en los principios rectores en materia internacional adscritos en el artículo 89, fracción X, de la Constitución, que dan al poder Ejecutivo la facultad y responsabilidad de conducir la política exterior.

Abundó que entre estos principios normativos se encuentran: la autodeterminación de los pueblos, la no intervención y solución pacífica de controversias, proscripción de las amenazas, igualdad jurídica de los estados, cooperación internacional para el desarrollo, respeto, protección y promoción de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacional.

Estos principios, detalló, se han ajustado y perfeccionado en la medida en que el país mantiene una mayor presencia internacional.

La diputada Jorgina Gaxiola Lezama (PVEM), integrante del Comité del CEDIP, dijo que a partir de la elección del presidente de Estados Unidos se tiene un gran reto de modernización de nuestra relación con ese país en todos los sectores: político, económico y cultural.

“Compartimos una frontera de poco más de tres mil kilómetros con Estados Unidos; no existe ninguna que divida a dos países tan distintos en el mundo. En México somos casi 120 millones de habitantes y en EU son 325 millones; en el mundo somos siete mil 400 millones de habitantes”, indicó.

Comentó que todos los mexicanos están consternados, preocupados y molestos con lo que sucede con el país vecino del norte; sin embargo, aclaró, no es contra la nación estadounidense, sino con las políticas de una persona que es su Presidente.

Informó que el objetivo de llevar a cabo los diálogos, que se realizan el tercer miércoles de cada mes, es compartir la historia constitucional con la ciudadanía, a fin de que tenga conocimiento de las modificaciones realizadas de manera amena y transmisible.

La doctora en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Iliana Rodríguez Santibáñez, resaltó que hoy la relación entre México y Estados Unidos es mucho más vital que el Tratado de Libre Comercio, porque “se trata de una cultura que nos une por los mexicanos que viven allá, por la estirpe que han desarrollado en esa nación y las aportaciones que nosotros desarrollamos a partir de una relación bilateral histórica”.

“Con o sin muros, la relación histórica es y será más vigente que nunca”, enfatizó.

Comentó que existe una problemática “interdoméstica” con esa nación, donde uno de los efectos son los migratorios, situación prácticamente infranqueable por cualquier muro que se pretenda realizar.

Detalló que los principios de la política exterior de México nacen de su pertenencia a las Naciones Unidas, cuyos principios de cooperación y coexistencia pacífica de los Estados, fueron tomados de la Constitución.

Dichos principios, afirmó, no sólo están vigentes, sino que además mantienen eficacia respecto a los resultados esperados en la participación de México en el desarrollo de la vida nacional e internacional.

El doctor en Ciencia Política por la Universidad de California en San Diego, Luis Estrada Straffon, comentó que México, en la relación con Estados Unidos, ha tratado de mantener una correlación diplomática que respeta en todo momento los principios establecidos en el artículo 89, fracción X, de nuestra Constitución.

“Han prevalecido los principios de diplomacia y de política exterior”, subrayó.

Mencionó que en algún momento de la historia, particularmente en las guerras mundiales, el actuar de los gobiernos fue en defensa de la soberanía de cada nación; ahora es por el respeto de los derechos humanos que son ejes fundamentales de la relación entre naciones. “Es aquí donde México tiene una ventaja sólida, pues ha mantenido su política acorde a lo adscrito en la Constitución.

Lo que le corresponde a nuestro país, agregó, es encontrar las herramientas y las estrategias para hacer valer lo que está en nuestra Constitución, así como garantizar los derechos de los mexicanos no sólo en territorio nacional, sino en el extranjero.

Pertinente someter a debate la Constitución

Cien años después de su promulgación, la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos debiera ser analizada y sometidos a juicio quienes abusando de las facultades de un órgano revisor volvieron la Carta Magna contra sí misma, al instaurar en su contenido –de manera ilegítima– un Estado liberal, débil y dependiente, señaló el licenciado Alejandro del Palacio Díaz.

El coordinador del libro La Constitución a debate. Un siglo de vigencia, cuya versión preliminar fue presentada hoy en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), pidió que en el contexto de los cien años de la Carta Magna mexicana sean enjuiciados quienes confunden el Estado con una empresa y al gobierno con una gerencia regional.

También aquellos que han mutilado el artículo tercero para, lejos de cumplir con la finalidad de fomentar el desarrollo pleno de las facultades humanas por medio de la educación, han hecho de ella una mercancía y un derecho a la ignorancia.

En el acto llevado a cabo en el Auditorio Arquitecto Pedro Ramírez Vázquez de la Rectoría General, el investigador del Departamento de Derecho de la Unidad Azcapotzalco expuso que hay mil motivos por los cuales ha de ponerse a debate la Constitución de 1917, entre ellos, las reformas que se multiplican, las palabras innecesarias que la vuelven incomprensible y las contradicciones internas.

Sin embargo, aún conserva los objetivos humanos de la educación, artículo tercero; de la propiedad de las tierras y aguas, artículo 27, y sobre la soberanía de la nación, artículo 39.

La celebración del centenario de la Constitución del 1917 es “un deber” de los mexicanos, que aún creen que en ella están depositados los fundamentos del proyecto histórico de la nación y su identidad cultural, cifrados en los principios y objetivos de la justicia social, relegados sin razón por los mil motivos de las claudicaciones de quienes pretenden negar la fuerza y la eficacia del derecho para poner a salvo sus incapacidades y ambiciones.

Al dar la bienvenida a los especialistas que, convocados por la UAM, participaron en el libro con sus puntos de vista sobre lo que significa la Constitución, así como a representantes del Instituto Nacional Electoral (INE), el gobierno de la Ciudad de México y de la comunidad universitaria de la UAM, el doctor Salvador Vega y León, rector general de esta casa de estudios, afirmó que la obra enriquecerá el análisis y la reflexión sobre lo que hace falta a la Carta Magna para modernizarla, hacerla eficaz y rescatar su verdadero sentido social, como reclaman muchas voces en el país.

Desde el primero de diciembre de 1920, con Álvaro Obregón, hasta el 5 de febrero de 2016 ha habido 701 reformas constitucionales, pero ha sido durante los últimos dos gobiernos cuando la ley fundamental ha tenido más cambios: 110 y 147 artículos reformados, respectivamente, señaló.

Más allá de las múltiples modificaciones, la Constitución “ha sido capaz de resumir, captar y materializar la evolución que como sociedad tenemos sin necesidad de haber llegado a sentarnos y reorganizarnos otra vez como país, pero sabemos que el desarrollo democrático de México debe ir de la mano del Estado de derecho”, sostuvo el Rector General.

El doctor Romualdo López Zárate, rector de la Unidad Azcapotzalco, aseveró que los cambios que ha experimentado la Constitución son resultado de múltiples factores y uno de tantos es el afán por superar los “problemas que nos aquejan”, pero resulta que éstos continúan y se agravan, y en consecuencia “hay que modificar, añadir y emitir nuevas disposiciones legales para que ahora sí desaparezcan los males y los malos”. Así se han hecho más de 250 modificaciones en los últimos dos sexenios.

Cuando se constata la iniquidad en la distribución del ingreso, el aumento del número de pobres, la insuficiencia del salario mínimo para vivir con decoro, las muertes se multiplican y las ejecuciones y secuestros dejan de ser excepcionales, la impunidad crece, el aprendizaje de los alumnos en todos los niveles deja mucho que desear, el crecimiento del Producto Interno Bruto es bajo y los gobernantes pierden credibilidad es cuando más modificaciones se hacen a la Constitución.

En la presentación participaron también los consejeros Marco Antonio Baños y Diana Paola Ravel Cuevas, del INE y del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), respectivamente, así como la doctora Graciela Bensunsan Areous, investigadora de la Unidad Xochimilco de la UAM.

La versión definitiva de La constitución a debate. Un siglo de vigencia será publicada en mayo próximo, cuando se cumplan 100 años de su entrada en vigor.

“Existe un gran reto de modernización con EU en materia política, económica y cultural.”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Pide senado a SRE acuerdos internacionales firmados desde 2006
NOTICIAS

PIDE SENADO A SRE ACUERDOS INTERNACIONALES FIRMADOS DESDE 2006

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS