NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

"LOS ESTUDIOS SOCIALES DEBEN ABORDAR LO JUVENIL DESDE MIRADAS MÁS AMPLIAS"

FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
Han sido analizados en el discurso dominante desde una mirada adultizante o universalista, advierte experto
07.03.2016 12.00 AM

Los estudios sobre la población joven se centran en lo que se denomina cultura juvenil, pero sin considerarla como un conjunto más amplio cuyo miembros interactúan, por lo que el tema debiera pensarse en conexión con las grandes estructuras de la sociedad, resaltó el doctor Carlos Mario Perea Restrepo, investigador de la Universidad Nacional de Colombia.

Como ejemplo refirió la configuración de las comunidades juveniles de Nicaragua, que a pesar de ubicarse geográficamente cerca de países violentos, Honduras o El Salvador, se caracterizan por configurar grupos pacíficos y la ausencia notoria de pandillas, Mara Salvatrucha, aspectos a veces incomprensibles para los estudiosos.

De acuerdo con el doctor Perea Restrepo eso se debe a condiciones socioeconómicas externas, la más importante relacionada con bajas tasas de migración hacia Estados Unidos, en contraste con lo que sucede en El Salvador, que ha recibido grupos de mareros deportados sobre todo de Los Ángeles y Miami.

“La emigración nicaragüense se produce mayoritariamente hacia Costa Rica y eso estableció un menor flujo de remesas, es decir, no se ha convertido en un punto importante para el desarrollo del narcotráfico y contribuyó a crear bajos niveles de criminalidad”, detalló.

En el Seminario internacional: Juventudes en fronteras, violencias, cuerpo y cultura –convocado por la División de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y El Colegio de la Frontera Norte de Ciudad Juárez– Perea Restrepo consideró que los jóvenes han sido analizados en el discurso dominante desde una mirada adultizante o universalista, algo que limita su capacidad de agencia, por lo que “varios autores critican esos abordajes por eliminar su alteridad, heterogeneidad y la cuestión de género.

“Ubicarlos en un entorno más amplio permite identificar nuevos planos de tensión, problemáticas y entender prácticas detrás de los cuerpos, afectos y el intento por ser coherentes consigo mismos. Aparece una conexión con el otro y, al mismo tiempo, se generan miedos por aceptarse al seguir normas impuestas que obstaculizan su desarrollo”, expuso.

La doctora Maritza Urteaga Castro-Pozo, investigadora del Posgrado en Antropología Social de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, señaló que hay actores juveniles que en los últimos diez años comenzaron a cobrar importancia en los estudios: el sujeto indígena es uno de ellos.

Durante la mesa de discusión moderada por el doctor Alfredo Nateras Domínguez, profesor del Departamento de Sociología de la Unidad Iztapalapa, la egresada del Posgrado en Ciencias Antropológicas de la UAM clasificó dentro de esa nueva categoría a dos tipos de juventudes: los miembros de una etnia determinada y los emprendedores culturales.

“El Estado, en un intento por implementar un modelo pluricultural dio paso a nuevas tensiones. Para estudiar a los jóvenes indígenas hay que saltar varios obstáculos, uno de ellos el que define a las etnias como grupos cerrados aun cuando a lo largo del siglo XXI emigraron y se relacionaron con lo urbano, incluso desde la introducción de las nuevas tecnologías.

“Los antropólogos siguen buscando la pureza indígena, aborigen y lo originario, promoviendo una identidad étnica cosificada que obstaculiza el desarrollo de esos jóvenes, que acceden a otros escenarios donde son marginados y discriminados, dificultando su adaptación social”, explicó.

La doctorante del Posgrado en Ciencias Sociales y Humanidades de la Unidad Cuajimalpa de la UAM Matilde Domínguez Cornejo presentó los avances de su investigación sobre la cultura del fitness, derivada de la industria cultural, la cual dicta estilos de vida basados en la salud que se reflejan en lo corporal.

Dedicada al estudio de ese fenómeno en los hombres abordó la estética basada en la salud a partir del Bodybuilding, un deporte originado en los shows televisivos que muestra el cuerpo masculino musculoso y bien torneado.

“Son representaciones que se comercializaron en la época neoliberal para promover el consumo basado en la idea de que la persona es productora de su identidad, en tanto sea capaz de modificar su cuerpo y adquirir estilos de vida distinto al de los otros”, sostuvo.

En la inauguración de la actividad, el doctor Octavio Nateras Domínguez, rector de la Unidad, instó a abordar a los jóvenes como una categoría analítica esencial en las ciencias sociales, “la complejidad de su diversidad y composición reclaman nuevos tipos de estudios universitarios”.

Se trata de una población vulnerable, “son la historia y el futuro de los países, la juventud –quizá como ningún otro grupo poblacional– se educa, se forma, participa y se recrea en el presente, sin tener la mejor condición para hacerlo, es una de las grandes deudas que tiene nuestro país por solventar”.

En el Seminario internacional: Juventudes en fronteras, violencias, cuerpo y cultura participó también la maestra Genoveva Echeverría Gálvez, docente de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, de Chile, y asistieron la doctora Juana Juárez Romero, directora de la División de Ciencias Sociales y Humanidades; el doctor Juan Manuel Herrera Caballero, jefe del Departamento de Sociología, y el licenciado Manuel Gutiérrez Fiallo, coordinador de la Licenciatura en Psicología Social de esta casa de estudios.

“Estudiar a los jóvenes indígenas requiere saltar obstáculos, como la definición de etnia como un grupo cerrado, aun cuando emigran.”

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Reciben cámaras iniciativas ciudadanas para reformar IEPS y educación
NOTICIAS

RECIBEN CÁMARAS INICIATIVAS CIUDADANAS PARA REFORMAR IEPS Y EDUCACIÓN

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS