NOTICIAS VER TODOS
NOTICIAS

FALTA DE ESPACIOS PÚBLICOS NO PROPICIA CIUDADANÍA: EXPERTA

Falta de espacios públicos no propicia ciudadanía: experta
FOTO: ESPECIAL Photo VER FOTOGALERÍA
La ciudad y sus espacios deben impulsar experiencias fenomenológicas, lo que se cancela al ser el uso del carro el articulador de las urbes
21.06.2013 1.16 AM

La pérdida de espacios públicos en las ciudades, al ser el uso del carro el articulador de las urbes, no fomenta la interacción entre las personas, ni la apropiación de las mismas del espacio público, al haber quedado el ser humano fuera de consideración en el diseño de las ciudades, y uno de sus efectos es la ausencia en la generación de nueva ciudadanía.

Esa invasión de coches que comenzó a mediados de los años 50 del siglo pasado se sumó el desplazamiento de la gente a los centros comerciales en esa misma época, que empezaron a convertirse en las nuevas áreas de convivencia, pero con una función principalmente comercial, no tanto de intercambio social y cultural de los espacios públicos, explicó la especialista Célida Gómez Gámez.

De tal suerte es necesario ver a la calle como el articulador de las ciudades, y dotarlas de espacios públicos de todos y para todos, es decir, donde puedan convivir diferentes tipos de usuarios, independientemente de su edad, género o nivel socioeconómico, agregó en su conferencia “Teorías contemporáneas sobre el espacio público”, que tuvo como fin, discutir y analizar desde el ámbito académico y profesional el tema de su diseño, rescate y regeneración.

La profesora añadió que dotar a las ciudades de espacios públicos, como calles, parques y plazas públicas, donde haya más gente hará más atractivas a las urbes, toda vez que permiten la realización de actividades para todos.

Asimismo es necesario disponer de una ciudad sana, con banquetas adecuadas para que la gente salga a caminar o a trotar, y que a la vez sea sostenible, al contar con diferentes medios de transporte que brinden opciones de tránsito a sus habitantes.

Mencionó que se pueden diseñar mejores ciudades y espacios públicos si se toman en cuenta las características de los seres humanos, cómo vemos, oímos e interactuamos, con el fin de cubrir las necesidades que como personas se tienen, sea la forma en que se desplazan (caminando, en bicicleta o en vehículos automotores) o la manera en que se vinculan con el espacio público, al usarlo y apropiárselo.

Basada en la dimensión humana del teórico Jan Gehl, quien habla de cómo apreciamos las personas a la urbe, Gómez mencionó que la ciudad y los espacios públicos deben impulsar experiencias fenomenológicas, lo que se logra si se toma en cuenta que su usuario principal es una criatura lenta y lineal que camina a cinco kilómetros por hora, y si se tienen lugares pequeños propios para ver al detalle a la gente, los letreros, los locales comerciales, etcétera.

“También debe identificarse el comportamiento humano, porque, por ejemplo si se está en un clima frío la gente se sentará en una banca donde dé el sol. De hecho, la importancia de las bancas va más allá de la climatología, pues los lugares donde las personas pueden sentarse permiten la convivencia entre la gente, que permanece más tiempo en un sitio con mayor número de sillas”, reflexionó.

Mencionó como otras necesidades humanas que deben ser consideradas en el diseño de las ciudades son la protección (ante la inseguridad y el clima), confort (suficiente espacio para caminar, platicar, jugar y socializar) y disfrute (que permita gozar el clima y las vistas), ya que la verdadera vocación y función del espacio público tiene que ver con el uso que se le da, es importante considerar siempre al ser humano dentro de un proceso participativo, es decir, cómo se agrupan las personas, qué actividades desarrollan y cómo interactúan dentro de un espacio en particular.

Atender la dimensión humana permite tener espacios públicos exitosos, como aquellos parques con diversidad de usuarios y de actividades, que tienen diferentes tipos de elementos tangibles, como juegos y bancas; e intangibles, o sea, los vínculos que se generan, que hacen que la gente llegue, permanezca, se arraigue, use y cuide esos espacios.

Los espacios públicos son además fundamentales para las urbes, pues en ellos se va a generar ciudadanía, desde el punto de vista político, interacción entre personas, desde el punto de vista social, y realizar ejercicio, sea caminar, trotar o andar en bicicleta, lo que beneficia la salud de la gente.

“Es necesario disponer de una ciudad sana, con banquetas adecuadas para que la gente salga a caminar o a trotar, y que a la vez sea sostenible, al contar con diferentes medios de transporte.”
CIUDADANÍA /

  • Compartir
  • IMPRIMIR

  • RECOMENDAR
Crear comisión que audite recursos del Seguro Popular, gestiona PRD
NOTICIAS

CREAR COMISIÓN QUE AUDITE RECURSOS DEL SEGURO POPULAR, GESTIONA PRD

Photo VER FOTOGALERÍA
NOTICIAS VER TODOS